miércoles, 18 de abril de 2012

Cuando la tecnología impide separar la vida personal de la laboral

Cuatro de cada diez empresas esperan de sus trabajadores disponibilidad absoluta. El 56% de profesionales en el mundo afirma que trabaja durante su tiempo de descanso y en España, el 64% de trabajadores alarga su jornada más allá de su horario.

¿Llevarse el trabajo a casa o trasladar los asuntos personales a la oficina? Según un estudio internacional de Randstad, un 39% de profesionales afirma que su empresa espera de él disponibilidad absoluta. Esta cifra varía considerablemente de un país a otro: desde el 64% de chinos o el 61% de indios de los que se espera disponibilidad las 24 horas hasta el 22% de daneses o el 23% de suecos.

Es evidente que estos el ámbito personal y laboral son cada vez más difusos, debido, especialmente, a la introducción de nuevas tecnologías que permiten una conectividad total en cualquier lugar. Esto provoca que en muchos casos los trabajadores decidan continuar con sus tareas laborales fuera de su horario. En concreto, según el análisis realizado por Randstad, un 56% de empleados reconoce que trabaja en su tiempo personal, una cifra considerablemente más alta de la que esperan sus empresas de ellos.

Las razones son diversas, pero no responden únicamente a la actual situación económica: es una actitud común a todos los países, incluso aquellos con un mayor crecimiento económico o con menores problemas de desempleo. En el caso español, un 64% de españoles reconoce que realiza tareas profesionales en su tiempo de ocio, ocho puntos por encima de la media.

Esta 'intromisión' del trabajo en la esfera personal está relacionada con el aumento de la conectividad. El uso de tecnología que ofrece la posibilidad de estar accesible y conectado las 24 horas del día no hace más que difuminar la línea que separa el ámbito laboral del privado. Un 65% de profesionales afirma que recibe correos electrónicos o llamadas fuera de su horario de trabajo, algo que llega hasta el 91% de los chinos o el 88% de los húngaros. En España esta cifra es ligeramente superior a la media: un 68%.

En el lado contrario, es decir, si los trabajadores realizan tareas personales durante sus horas de trabajo,un 42% de trabajadores reconoce que realiza asuntos familiares en sus horas de trabajo, cifra que llega a los 68% de Hong Kong y el 60% de China, pero que se queda en un 31% de Holanda y Grecia. España se sitúa exactamente en la media, con un 42%.