viernes, 27 de abril de 2012

El 83% de las empresas europeas han recortado sus inversiones en formación en el último año

Las empresas europeas han recortado o congelado sus inversiones en formación en los últimos doce meses pese a los continuos problemas por la falta de empleados cualificados.

Las organizaciones no están sacando partido de los conocimientos de muchos de los 23 millones de desempleados que existen en Europa, ni tampoco de los 15 millones de personas económicamente inactivas que no pueden encontrar trabajo en el mercado laboral, según un estudio de Accenture encargado por la Federación de Empresas de Bélgica (FEB) para la Cumbre de Empresas Europeas de 2012.

El estudio, que se realizó entre 500 directivos con responsabilidades en la toma de decisión de empresas, organismos oficiales y organizaciones sociales, indica que un escaso 18% de las empresas y organismos tienen previsto aumentar el presupuesto destinado a formación durante el próximo año.

El socio de talento y personas de Accenture, Diego Sánchez de León, explicó que "se produce una doble paradoja. Por un lado, las empresas europeas están recortando sus gastos de desarrollo justo cuando más necesitan invertir y, por otro, la carencia de empleados cualificados persiste a pesar de las grandes reservas de talento desaprovechado que existen tanto en Europa como en el resto del mundo".

"Las empresas europeas son conscientes de la necesidad de invertir en capital humano para contrarrestar el ciclo económico negativo, pero tienen problemas para encontrar soluciones. Un mejor funcionamiento del mercado de conocimiento en Europa favorecería el crecimiento de las empresas, la recuperación económica y la creación de empleo", añadió Sánchez de León.