martes, 31 de enero de 2017

Cinco habilidades que te ayudarán a ser el candidato elegido

Imagen. Entrevista de trabajo: Habilidades del candidato elegido. AdeccorientaempleoAunque la formación académica y la experiencia profesional siguen siendo dos factores importantes a la hora de encontrar empleo, lo cierto es que cada vez más profesionales de Recursos Humanos dejan de lado los títulos en la entrevista de trabajo, para centrarse en las competencias y las habilidades de los candidatos. Quieren reclutar talento que, además de estar preparado para desarrollar sus nuevas funciones, sepa adaptarse rápidamente a las nuevas situaciones y encaje con la cultura corporativa y sus compañeros.

Por eso, aunque cada posición requiere unas competencias distintas, casi todas las compañías que necesitan incrementar su plantilla valoran positivamente aquellas habilidades blandas que favorecen la integración en nuevos entornos. Concretamente, los expertos aseguran que te será mucho más fácil ser el candidato elegido en una entrevista de trabajo si te sientes identificado con alguna de las siguientes cualidades: flexibilidad, determinación, dominio del ego, proactividad y autoconocimiento personal.

Son las conclusiones que se extraen de una encuesta elaborada recientemente por el prestigioso diario estadounidense The Wall Street Journal (puedes consultar un resumen en inglés pinchando aquí). En ellas, se puede ver cómo el 92% de los 900 ejecutivos entrevistados consideran que, hoy en día, las habilidades blandas tienen la misma importancia o más que las técnicas. Por eso, cuando vayas a la próxima entrevista de trabajo, te recomendamos que muestres tu…

Flexibilidad y entusiasmo: la actitud de las personas es fundamental para superar retos, entablar relaciones y muchas cosas más. Por eso, es fundamental que los reclutadores se den cuenta durante la entrevista de trabajo de que eres flexible en tus comportamientos y opiniones, así como entusiasta con lo que haces.

Iniciativa y dirección: por un lado, valorarán que seas capaz de tomar la iniciativa a la hora de solucionar problemas. Y, por otro, analizarán tu manera de priorizar tareas, llevar a cabo las decisiones tomadas… Presta atención y demuestra que eres una persona resolutiva.

Dominio del ego: tienes que tener confianza en ti mismo e iniciativa, pero también mucho cuidado con dar más importancia a tu papel en las hazañas que a las hazañas en sí mismas. En ese sentido, cuando el reclutador te pregunte por tu mayor éxito profesional, da importancia a lo que has conseguido, pero centrándote en el trabajo y la ayuda exterior que has recibido.

Proactividad: el deseo de aprender abre muchas puertas. Por eso, durante la reunión muestra siempre que tengas ocasión tus ganas de superarte, de seguir aprendiendo, de enfrentarte a nuevos retos… ¡Los reclutadores lo valorarán!

Autoconocimiento: conocerte a fondo es fundamental para muchos aspectos de tu vida, incluido el laboral. Durante una entrevista de trabajo, es fácil que te pregunten por tus fortalezas y tus debilidades, por lo que debes tener claro qué es lo que se te da mejor hacer y qué peor. No pasa nada por confesar tus debilidades, pero plantea siempre tu esfuerzo por mejorar en esos aspectos más complicados de tu perfil.

lunes, 30 de enero de 2017

Why paper is the real "killer app"

Every January, Angela Ceberano sets goals for the 12 months ahead. And on Sunday nights, she plans and organises the coming week.


But instead of spreadsheets and fancy smartphone apps, the Melbourne, Australia-based founder of public relations firm Flourish PR, uses notepads, an old-fashioned diary, coloured pens and a stack of magazines. With these, she brainstorms, makes lists and creates a vision board.

Ceberano is anything but a technophobe. A digital native with a strong social-media presence, she splits her time between traditional and new media, and between Australia and San Francisco, where some of her start-up clients are based. For certain tasks, she just prefers the simplicity, flexibility and tactility of the page.

“Sometimes, I just want to get rid of all the technology and sit down in a quiet space with a pen and paper,” she says. “There are so many apps out there and I feel like no one app gives me everything that I need. I've tried and really given them a go, doing those to-do lists of having your priorities or brain storming using lots of different apps … [but] when I get a pen and paper, or when I'm using my old-fashioned diary and pen, it just feels more flexible to me. I can always pull it out. I can focus.”

She's not alone. A quick scan of social media illustrates a quiet return to the humble charms of stationery and lettering. Many people are using cursive writing and colouring in to help organise their lives or work on certain goals — whether it's fitness, finances, or fast-tracking their careers. And, despite the proliferation of apps, other back-to-basics ideas have gained popularity online.

The science behind it

Science suggests these traditional types might be on to something. While technology can certainly provide an edge for certain tasks, digital overload is a real and growing concern. A 2010 study by the University of California at San Diego suggests we consume nearly three times as much information as we did the 1960s. And a report by Ofcom in the UK  says that 60% of us consider ourselves addicted to our devices, with a third of us spending longer online each day than we intend. So are we doing too much, and are our screens too distracting? Possibly. For instance, many studies indicate that multitasking is bad for us and makes our brains more scattered.

Other findings show that pen and paper have an edge over the keyboard. Research by Princeton University and the University of California at Los Angeles, published in 2014, showed that the pen is indeed mightier than the keyboard. In three studies, researchers found that students who took notes on laptops performed worse on conceptual questions than students who took notes longhand. Those who took written notes had a better understanding of the material and remembered more of it because they had to mentally process information rather than type it verbatim. And, another study, published in the Journal of Applied Cognitive Psychology, showed that people who doodle can better recall dull information.

Jotting it down

Certainly, the concept of goal setting without technology isn't new. It’s the way anyone did anything pre-Internet.

The difference now is that there’s a return to traditional techniques by the digitally savvy. Many are successful vloggers, work in tech, or are experts in new media. And this latest trend has helped boost sales of stationery like Moleskine and Leuchtturm1917 notepads, the companies say. For its part, Moleskine has seen double-digit growth annually over the past four years, according to Mark Cieslinski, president of Moleskine America. Leuchtturm1917 marketing manager Richard Bernier says it was about June 2016 when sales went viral, due in no small part to the popularity of bullet journaling, a popular form of list-keeping, among the online community.

The new self-awareness

So, with the proliferation of technology specifically designed to aid productivity and efficiency, what's the enduring appeal of simpler tools?  For starters, a notepad will never run out of batteries or have a screen freeze half way through a task. You can't accidentally delete something. It won't ring, or ping or pester you with constant social-media and email updates. And you can sketch, draw a diagram or stick-figure illustration — sometimes a picture is worth a thousand words — which isn’t as easily done on a smartphone.

For Amy Jones, creator of Map Your Progress, which involves goal-tracking through art, creating a visualisation helped her pay off $26,000 in debt. Inspired by the visual aids used by her mother, who worked in sales, Jones drew up a huge canvas of swirls, each representing $100, and hung it on the wall. Each time she paid that amount off, Jones, who lives in San Diego in the US, coloured one in with a brightly toned hue. The result? She paid off her debt in half the expected time and created an impressive artwork.

“I was surprised by how effective it was, at how satisfying it was to colour those things in,” Jones says. “I could take each one of these swirls and see the progress blooming in colour on my wall, then that motivated me to make different decisions. And so I was more aggressive about paying off the debt than I would have been otherwise.”

After posting about her success on Facebook, the idea took off. She started selling her designs, known as Progress Maps, online in 2015 with customers in countries as far flung as Australia using them to stay focussed on goals such as clearing debt, losing weight or training for a marathon.
“There's almost a little bit of ceremony to it as well. People get really excited. They look forward to colouring in that swirl. It becomes something more than just swiping your finger on an app, or filling in a cell on a spreadsheet. It's more of an experience.”

Similarly, New York-based digital product designer Ryder Carroll created the Bullet Journal, a method of note taking and list making, out of a personal need. “What you see now is the culmination of a lifetime of me trying to solve my own organisational problems, all of which stem from being diagnosed with ADD when I was very young,” he says. “A big misconception is that we can't pay attention. But in my experience, we can pay attention, except you’re paying the attention to too many things at the same time. So I had to figure out a way to, in short bursts, capture information and also figure out how to be able to listen.”

Of the Bullet Journal, he says, “it was designed for me, but it was also designed for my kind of mind, which had to be flexible. Sometimes I use it to draw, sometimes I use it to write, sometimes it would be for planning, sometimes it would be for 'whatever' and I wanted a system that could do all those things.”

‘Getting your hands dirty’

Writing it down also sparks innovation. Being innovative and creative is about “getting your hands dirty” a feeling that is lacking when you use technology or gadgets, says Arvind Malhotra, a professor at the University of North Carolina Kenan-Flagler Business School.

“Research has also shown that tactile sensory perceptions tend to stimulate parts of brain that are associated with creativity. So, touch, feel and the sensation you get when you build something physical has also got a lot to do with creativity,” he says.

“My own research on fast prototyping reveals that even in the digital age, innovation is sparked when you complement the digital with physical,” Malhotra says. It's the reason many technology firms love whiteboards, he says.

“Nearly 80% of the physical workspaces I have observed, that are considerably creative in their output, use whiteboards,” he says. “What is really interesting is that in almost all the high-technology companies, those that make digital hardware and software, whiteboards are still a dominant method for creative stimulation and collaborating.”

Back to basics

For Ceberano, being able to switch off her phone, step away from the computer, sit down and focus is key, along with the flexibility to create her own systems.

“You can get caught up in this stream of technology and actually it's always on someone else's terms,” she says. “With those apps, the reason I don't use them is because they are someone else's format. It's not they way my mind thinks,” Ceberano says. “So when I'm there with a pen and paper, I'm putting it down in a way that is very organised in my head, but probably wouldn't work for somebody else. … I think people are just trying to take back ownership over the time that they've got and also the way that we're controlling the information that we're taking in.”

viernes, 27 de enero de 2017

Los jefes dominan menos el inglés que sus empleados

Según los primeros datos del informe EPI de EF

Los profesionales españoles se encuentran entre los trabajadores que mejor dominan el inglés en sus puestos de trabajo, según el nuevo informe EPI de EF, empresa líder en el mundo en educación de inglés. Sin embargo, dentro de las empresas, los ejecutivos dominan menos el inglés que los empleados de un rango inferior debido, entre otras razones, a la diferencia de edad y a la menor formación en este aspecto.

En el ámbito profesional, España se encuentra en el puesto 16 con un nivel alto de inglés por delante de países como Suiza, Italia y Francia lo que demuestra que los españoles dominan el inglés en sus puestos de trabajo, según se extrae del informe EPI 2016 de EF Education First del apartado de inglés entre profesionales. No ocurre lo mismo en el ámbito general donde, según el EPI, los españoles llegan sólo al aprobado raspado en inglés y necesitan todavía dar un impulso al idioma ya que se sitúan en el puesto 25 de 72 países, con una puntuación de 56,66, ligeramente inferior a la del año pasado.

Según el apartado de inglés entre profesionales, de entre los 40 países analizados, España se coloca en la decimosexta posición por encima de Italia y Suiza e inmediatamente después de Eslovaquia y Alemania. La puntuación media de todos los encuestados fue de 52,56 en una escala de 100 y España consigue un nivel de inglés alto con 59.98 puntos. En el primer puesto se sitúan Países Bajos y Dinamarca, con un 73.83 y 72.04, respectivamente.

Del estudio se extrae que los ejecutivos experimentan más dificultades con el inglés que cualquier otro grupo de altos cargos encuestado. Con la excepción de la industria de defensa y seguridad, los ejecutivos poseen un nivel menor de inglés que el de los gerentes a los que supervisan. Además, el nivel promedio de inglés de los ejecutivos de todas las industrias es menor que el del resto del personal.

Sorprendentes son las conclusiones del análisis del inglés de los trabajadores por tipo de industria; varios sectores con una significativa exposición internacional, tales como la aviación y la logística, poseen un nivel de inglés bajo. En el caso de la aviación, resulta contradictorio que, teniendo en cuenta que el inglés es el medio de comunicación estipulado para la industria, todas las categorías laborales de aviación encuestadas posean un nivel de dominio intermedio, sin alcanzar ninguna puntuación por encima del nivel intermedio.

En cuando al tamaño de las empresas, el análisis revela que las empresas pequeñas quedan rezagadas en cuanto al nivel de inglés con respecto a las grandes. Además, se observa una caída en el nivel de inglés en las firmas con un volumen de negocio superior a los 60 mil millones de dólares. Esto quizás pueda explicarse porque suelen ser negocios más maduros en los que, tradicionalmente, a los ejecutivos no les ha hecho falta adquirir ninguna competencia en inglés.
Esto también explica por qué los ejecutivos de las empresas en el grupo de más de 60 mil millones de dólares muestran el nivel promedio de inglés más bajo de toda la muestra además de ser, como hemos mencionado en líneas anteriores, más bajo que el de los trabajadores a los que supervisan.

En definitiva, el nivel general de inglés de los trabajadores es mayor en las empresas con un volumen de negocio anual de entre 20-40 mil millones de dólares, mientras que las firmas con un volumen de negocio superior a los 60 mil millones han obtenido las puntuaciones más bajas.

Los próximos días 16 a 19 de febrero EF presentará en la VI edición de la Feria de los Idiomas en el Extranjero los resultados de este estudio que analiza el nivel de inglés de los profesionales, niños y jóvenes. Esta feria, evento de referencia en Madrid en el sector de los idiomas, organiza durante tres días actividades, talleres, mesas redondas y sesiones informativas para concienciar a los jóvenes, profesionales, docentes y familias de la importancia del aprendizaje de idiomas para el desarrollo profesional y personal.


miércoles, 25 de enero de 2017

La llave para negociar un buen sueldo

El desarrollo de carrera y los beneficios sociales son determinantes...Explicar qué aportas es el primer paso para conseguir una retribución al alza en un nuevo empleo y para lograr un aumento salarial en tu puesto. Recuerda que un jugoso sueldo fijo no lo es todo: optar a un variable por cumplimiento de objetivos es una buena opción. 

Yo no trabajo por menos de 100.000 euros al año". Te comerás tus palabras si te enfrentas al mercado laboral con estas pretensiones. Lo mismo sucederá si aspiras a esa retribución en tu compañía sin una razón de peso. Cosa distinta es que pongas sobre la mesa tus conocimientos, experiencia, habilidades y capacidades... esos son tus mejores avales. El tipo de empresa, el sueldo de mercado en el sector de actividad de la compañía y a qué precio cotiza tu formación y el puesto al que aspiras dado por la oferta y la demanda serán otros de los factores que deberás tener en cuenta para negociar tu salario.

Para este año se prevé un incremento del 1,7% en los sueldos, una subida en la que los directivos y los mandos intermedios serán los mejor pagados. El aumento salarial es uno de los imperativos del Banco Central Europeo para que la inflación se aproxime al 2% y, según los expertos en esta materia, el año que acaba de empezar parece uno de los más propicios para aspirar a un incremento salarial o a un buen sueldo de entrada en un nuevo puesto de trabajo. Y como el dinero no lo es todo, a la hora de negociar tu retribución no olvides otros aspectos como las tendencias, las condiciones laborales, los beneficios sociales, el desarrollo de carrera o vender todo tu potencial como profesional. Todo ello tendrá un impacto en tu compensación total.

Las tendencias

"Aunque los incrementos salariales son algo inferiores a los del año pasado sigue existiendo una tendencia positiva en el ámbito global. Además, una inflación contenida en la mayoría de los países dará como resultado un incremento de los sueldos reales. En definitiva, seguirá aumentando el poder adquisitivo". Quien hace esta afirmación es Benjamin Frost, director global del área de retribución en Korn Ferry Hay Group. Según esta consultora experta en recursos humanos y retribución, éste será el panorama con el que encaramos 2017. Esta foto global difiere significamente por regiones.

Por ejemplo, Asia verá los mayores incrementos, pese a la desaceleración de China: se espera un incremento de un 6,1%, un 0,3% menos que el año pasado y un 0,7% que el anterior. En Europa, la zona Este del continente tendrá un aumento promedio del 5,1% este año que, tras agregar la inflación (3%) al dato anterior, se reflejará en un incremento real del 2,1%. En la parte Occidental, con una inflación media del 0,4%, se producirá un incremento del 1,7%, al ser el incremento nominal previsto (antes de la inflación) del 2,1%. En España, pese al retraso en la formación de Gobierno y a la debilidad del mismo, se confía en que los salarios sigan aumentando. Para este período se espera un 1,9% de incremento promedio y, si se cumple la previsión de inflación (-0,4%), dará como resultado un aumento real del 2,3%, muy levemente superior a la previsión del año pasado (2,2%).

Las condiciones laborales

La seguridad laboral, la estabilidad, las perspectivas de futuro, el ambiente de trabajo, el interés del puesto y la conciliación de la vida personal y profesional... Coloca todos estos elementos en una balanza. Si lo que te ofrece la empresa en la que quieres trabajar, o en aquella en la que deseas seguir haciéndolo, mantiene esa balanza en equilibrio probablemente te encuentras ante una de las mejores opciones. Si echas en falta alguno de estos factores está en tu mano negociarlo. A menudo estos elementos son decisivos para el desarrollo de tu carrera... mucho más que un buen sueldo.
Los expertos definen tres elementos que son decisivos para quedarte en tu compañía o pasar a formar parte de una nueva: la cultura, qué reciben a cambio y la felicidad. Un buen sueldo es el mejor reclamo, pero si no encajas en la forma de ser de esa compañía no servirá de nada. La movilidad laboral, el acceso a determinadas necesidades en las diferentes etapas de la vida del empleado, la flexibilidad laboral o el bienestar, son algunos de los ingredientes de la cultura corporativa y lo que te ayudará a crecer profesionalmente y, en definitiva, a optar a más oportunidades laborales dentro y fuera de esa organización.

Por otra parte, qué recibes a cambio de tu trabajo, es decir, cuál es la propuesta de valor que te ofrece la compañía, es fundamental para aumentar tu compromiso y marcar la diferencia. Se trata de trabajar, no de ir al trabajo. La inversión de la empresa en formación continua o un anticipo de nómina pueden ser elementos decisivos para que te plantees un cambio o aceptes otra oferta de trabajo. Y a ese compromiso va ligada muy de cerca la felicidad en el trabajo. No se trata de un concepto banal: si no haces lo que te gusta, el trabajo se convertirá en un condena y no en medio para conseguir tus objetivos profesionales y personales.

Los beneficios sociales

La firma del Real Decreto_Ley 16/2013 de 20 de diciembre puso en jaque a empresas y a empleados. Esta norma daba un giro a la negociación salarial, porque a partir de ese momento se consideraron imputables en la base de cotización determinados conceptos que tradicionalmente habían quedado excluidos al tratarse de beneficios sociales otorgados voluntariamente por las empresas.

Aún así, la retribución flexible no ha desaparecido de los paquetes retributivos porque beneficia al empleado. Por ejemplo, según Sodexo, en un sueldo de 25.000 euros brutos anuales para una persona con un hijo, que come fuera de casa, va a trabajar en transporte público y lleva a su hijo a la guardería, la retribución flexible incluye cheques restaurantes, guardería, tarjeta transporte y seguro de salud supone un incremento neto del sueldo de más de 1.500 euros y un aumento del poder adquisitivo del 11,51%. Conviene que tengas en cuenta este cálculo a la hora de negociar tu sueldo.

Desarrollo de carrera

Tradicionalmente las consultoras se jactaban de ofrecer una carrera profesional a sus empleados muy estructurada, de manera que al cabo de determinados años y en función de la consecución de objetivos concretos llegaban a socios o a responsables de una división en la firma. Algunas lo siguen haciendo, sobre todo en un momento en el que se han dado cuenta de que su poder de seducción para atraer a los mejores talentos se ha resentido por el atractivo laboral que despierta en los recién titulados las start up y el ámbito tecnológico.

En cualquier caso, sea cual sea tu opción, conviene que preguntes cómo será la evolución de tu carrera, el período estimado para una promoción y cuáles son los tiempos que se manejan para evaluar tu cumplimiento de objetivos. Conocer estos datos no sólo te permitirá calcular tus perspectivas, también te proporcionará una información muy válida para saber como evolucionará tu retribución y aumentará tu empleabilidad. Recuerda que la formación y el desarrollo suelen ir parejos a tu sueldo sin olvidar el cumplimiento de objetivos, un dato más que contundente para solicitar un aumento salarial llegado el momento o aceptar un nuevo empleo.

El manual para ganar más en 2017

Conocer el vocabulario retributivo te permitirá saber qué es qué a la hora de negociar tu salario:
  • Paquete retributivo. Todos los elementos que percibes como resultado de tu relación con la empresa.
  • Retribución total real. Suma que resulta de la retribución fija más la variable anual realmente conseguida.
  • Retribución variable. Sueldo anual no incluido en el fijo que varía en función del rendimiento.
  • Retribución variable a largo plazo. Cantidad que se recibe ligada a objetivos plurianuales.
  • Retribución en especie. Utilización de bienes o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado.
  • Mix retributivo. Refleja el peso que cada elemento retributivo tiene en el total.


viernes, 20 de enero de 2017

Ocho consejos vitales aplicados al ‘management’

No es fácil la decisión de seguir formándose, de querer adaptarse a los cambios, de desear transformarse en alguien mejor. Pero dejadme daros algunos consejos para sacar el máximo partido a vuestra decisión. 
Ser creativos y explorar son algunos de los consejos del profesor Manel Guerris 

¡Desaprended! Olvidaros de los contenidos que habéis aprendido anteriormente, dejad vuestra mente en blanco para retomar contenidos y experiencias nuevas en la punta de lanza del management.

¡Curiosead! Meted las narices con todo lo que os rodee en el conocimiento de los programas y también fuera de los programas, esté o no relacionado con lo que hacéis. Os ayudará a desarrollar habilidades y competencias que seguramente no sabéis vosotros mismos que las tenéis.

¡Explorad! Sin que los profesores digamos qué hacer, hacedlo, salid fuera de las aulas y observad. Nosotros sólo somos catalizadores e inspiradores de vuestra formación.

¡Sed creativos! Ahora es un buen momento para dejar volar vuestra imaginación.

¡Experimentad! Tendréis a vuestra disposición un ambiente controlado donde podréis probar lo que nunca habéis podido probar en las empresas, sin tener miedo a los fracasos.

¡Resistid! Sed fuertes, aguantad en los momentos duros y difíciles y si caéis, levantaos y a continuar de nuevo aprendiendo de los que habéis aprendido.

¡Impulsad! Liderad vuestras ideas y llevadlas a la acción sin miedo al qué dirán, sabréis entonces si tenéis madera o no de líder. Y sobre todo ¡revolucionad!, cuestionad constantemente de forma crítica y constructiva el status quo y el know-how. 

¿Os habéis fijado las preguntas que hacen los niños pequeños a sus padres? Por ejemplo, preguntas como ¿por qué de día no hay estrellas? ¿por qué el agua está húmeda? o ¿por qué el mar es azul? 

Aprendemos mucho más siendo niños que adultos. Los niños son curiosos, son exploradores, experimentan continuamente, no tienen prejuicios, se lo cuestionan todo y son resilientes, porque cuando algo no sale, repiten y repiten hasta que sale. Por tanto, sacad al niño que todos lleváis dentro y os aseguro que entonces sí será una experiencia transformadora.

Manel Guerris es ingeniero industrial y experto en Business Analytics. Imparte Big Data y Gestión basada en la Evidencia en la UPF Barcelona School of Management

jueves, 19 de enero de 2017

Las empresas enfrentan una escasez de ‘habilidades blandas’ a la hora de contratar

Las habilidades más buscadas del mercado laboral pueden ser difíciles de detectar en una hoja de vida.

Empresarios de todo EE.UU. dicen que cada vez es más difícil encontrar candidatos que pueden comunicarse con claridad, tomar la iniciativa, resolver problemas y llevarse bien con los compañeros de trabajo.
Esos rasgos, a menudo llamados habilidades blandas, pueden hacer la diferencia entre un empleado sobresaliente y uno regular.
Si bien tales habilidades siempre han sido buscadas por los empleadores, los cambios que se vienen produciendo en la economía desde hace décadas las han vuelto especialmente cruciales. Las compañías han automatizado o subcontratado muchas tareas rutinarias, y los puestos de trabajo que se mantienen en pie a menudo requieren que los trabajadores asuman responsabilidades más amplias, que exigen cualidades como el pensamiento crítico, la empatía u otras habilidades que las computadoras no pueden simular fácilmente.
La contracción del mercado laboral ha intensificado la competencia por trabajadores que ofrezcan la combinación adecuada de habilidades blandas, las cuales varían según la industria y a lo largo del espectro salarial, desde cómo hacer conversación casual con un cliente mientras paga en la caja registradora a saber coordinar un proyecto a través de varios departamentos con un plazo fijo.
En la búsqueda del empleado ideal, las empresas están invirtiendo más tiempo y capital para detectar peculiaridades de la personalidad de los postulantes, a veces contratando consultores para desarrollar pruebas u otros métodos de detección, y reforzando los programas de formación para desarrollar una serie de candidatos.
“Nunca en la historia de nuestra firma hemos gastado tanto dinero en reclutamiento como ahora”, dijo Keith Albritton, presidente ejecutivo de Allen Investments, una compañía de gestión de activos fundada hace 84 años y ubicada en Lakeland, Florida.
En 2014, esta empresa contrató a un psicólogo industrial que la ayudó a identificar los rasgos de sus empleados de alto rendimiento. Luego desarrolló una prueba para los candidatos a nuevos puestos de trabajo, para determinar hasta qué punto se ajustan a ese modelo.
En el mundo cada vez más complejo de los servicios financieros, los empleados a menudo deben colaborar con contadores, abogados y otros profesionales de la planificación, dijo Albritton. Eso significa que deben ser capaces de trabajar en equipo. “No se puede simplemente ser el general de su propio ejército”, dijo.
Una reciente encuesta de LinkedIn con 291 directores de recursos humanos, encontró que el 58% dice que la falta de habilidades sociales entre los candidatos de trabajo está limitando la productividad de su empresa.
En una encuesta realizada el año pasado por The Wall Street Journal entre casi 900 ejecutivos, el 92% dijo que las habilidades blandas son tanto o más importantes que las habilidades técnicas. Sin embargo, el 89% dijo pasar apuros para encontrar candidatos con los atributos necesarios. Muchos dicen que es un problema que abarca todas las edades y niveles de experiencia.
Un análisis realizado por LinkedIn sobre los perfiles de sus miembros halló que las habilidades blandas son más frecuentes entre los trabajadores del sector de servicios, incluyendo restaurantes, servicios de consumo, capacitación profesional y venta minorista.
Para determinar cuáles son las habilidades sociales más buscadas, LinkedIn analizó aquellas que aparecen en los perfiles de sus miembros que solicitaron dos o más trabajos y cambiaron de empleo entre junio de 2014 y junio de 2015. La primera de dichas cualidades es la capacidad de comunicarse, seguida de la de organización, capacidad de trabajo en equipo, puntualidad, pensamiento crítico, habilidad social, creatividad y capacidad de adaptación.
Los trabajadores con estos rasgos no son fáciles de conseguir, dijo Cindy Herold, que dirige el restaurante Old Europe, en Washington. En un momento de frustración, Herold recientemente puso un cartel en el exterior del local diciendo que buscaba trabajadores con “sentido común”.
“Puedo enseñarle a alguien cómo cortar y picar cebolla. Puedo enseñarle a alguien cómo cocinar una sopa. Pero es difícil enseñar a alguien modales normales, o lo que usted considere como ética de trabajo”, dijo.
Entrenar a nuevos trabajadores en el aprendizaje de habilidades técnicas requiere tiempo y recursos que los empleadores dicen que están menos dispuestos a invertir en aquellos candidatos que carecen de las habilidades sociales necesarias para tener éxito en el largo plazo. Esta puede ser una de las razones por la cual las contrataciones están por debajo de los niveles anteriores a la recesión, a pesar del número casi récord de ofertas de trabajo que existe actualmente, de acuerdo con datos del Departamento de Trabajo.
Con un número persistentemente alto de estadounidenses buscando trabajo o atrapados en empleos a tiempo parcial, los empleadores deberían tener un montón de candidatos para considerar. Sin embargo, muchos no están contratando, al menos no rápidamente.
La investigación académica también sugiere que la demanda de trabajadores se está acelerando. El crecimiento del empleo ha sido especialmente fuerte en los trabajos que requieren tanto habilidades cognitivas como blandas, de acuerdo con un estudio de 2015 del economista de Harvard David Deming, quien halló que este patrón se cumplía en los dos extremos de la escala salarial.
Paul McDonald, un ejecutivo de la firma de personal Robert Half, dijo que las habilidades sociales han sido siempre herramientas importantes para los gerentes, pero que ahora los empleadores están considerándolas más importantes que nunca “en el extremo inferior del organigrama” y que “el enfoque está ahora más al comienzo de la carrera”.
La combinación de habilidades blandas y de altas calificaciones puede generar múltiples ofertas de trabajo y muy buenos salarios iniciales a los recién graduados universitarios en campos técnicos tales como informática, contabilidad y finanzas, dijo.
Muchos empleadores, frustrados por la dificultad de hallar candidatos con las habilidades blandas adecuadas, han adoptado prácticas de contratación más rigurosas.
AdreAnne Tesene, propietaria de Two Bostons, una pequeña cadena de tiendas de mascotas cerca de Chicago, lleva a cabo al menos tres rondas de entrevistas antes de contratar a alguien.
Para los puestos de más alto nivel, invita a los candidatos y a sus parejas a cenar con el resto del equipo directivo, “para que podamos ver cómo tratan a su familia”. También le pide a sus empleados que hagan una evaluación de cada nuevo colega a los tres meses de que éste haya empezado a trabajar.
Tesene, que abrió su primera tienda hace 11 años, dijo que ve un menor número de candidatos que puedan mantener una conversación, quieran interactuar con la gente y estén dispuestos a destacarse.
“Tratar de encontrar gente así es cada vez más difícil”, dijo. “Pero también, creo que nuestros estándares continúan aumentando”.

miércoles, 18 de enero de 2017

10 profesionales que no se encuentran en España

Con las altas cifras del paro que dominan el país parece difícil pensar que algunos tipos de profesionales no se puedan encontrar. Pero lo cierto es que las empresas poseen vacantes laborales que no consiguen cubrir, pues no cuentan con los profesionales capacitados para estas tareas. Cuando parecería evidente creer que la oferta superaría a la demanda, el mercado nos sorprende invirtiendo lo esperado.

De acuerdo al estudio de Escasez de Talento de MapowerGroup aproximadamente un 26% de los altos directivos de empresas locales presenta esta dificultad para encontrar a los profesionales que sus empresas necesitan. 

Los motivos de esta escasez son variados, pero en general, se destaca la falta de experiencia de los candidatos, que poseen una trayectoria laboral inferior a la demandada por las empresas. Además, la falta de cualificación también se presenta como un problema a considerar, pues la mayoría de los postulantes aspira a puestos donde no posee formación. 

¿Cómo sirve esta información a los profesionales?Tanto los que poseen alguna de estas carreras como a los que no, pueden considerar la posibilidad de aumentar su formación en el área de modo de volverse más atractivos para las empresas. Además, sería inteligente apostar a empleos por plazos más largos y hacer a un lado los constantes cambios de trabajo que perjudican la imagen profesional de los trabajadores.

¿Quieres saber cuáles son los 10 profesionales que no se encuentran en España? ¡Aquí te lo contamos! 

1) Directores comerciales
2) Técnicos de producción, operaciones y mantenimiento 
3) Oficios manuales (electricistas, carpinteros, soldadores, fontaneros)
4) Ingenieros civiles, mecánicos y eléctricos 
5) Conductores
6) Perfiles IT (desarrolladores, programadores, gestores de bases de datos) 
7) Inspectores de control de calidad
8) Jefes de proyecto
9) Comerciales: ejecutivos, asesores y venta al por menor
10) Personal de atención al cliente y servicio postventa

RRHH Digital

martes, 17 de enero de 2017

El éxito depende más de la personalidad que de la inteligencia

¿Por qué los inteligentes no son a menudo ricos?

 Un equipo de investigación que incluyó al premio Nobel James Heckman ha realizado un estudio a fin de entender la escasa vinculación entre el éxito y un alto coeficiente intelectual. SI bien es cierto que la inteligencia siempre ha derivado en prestigio, en lo que a altas posiciones económicas se refiere, siempre ganan los que tienen una personalidad diferencial (muy ligada al liderazgo).
Un reciente estudio desvincula la inteligencia al éxito. Según la investigación, en la que ha participado el premio Nobel James Heckman, sobre los elementos que intervienen en los denominados "resultados de vida" -como los ingreso y la satisfacción existencial-, la personalidad tiene una mayor relevancia a la hora de lograr el éxito en cualquier ámbito de la vida de una persona.

Para llegar a esa conclusión, según ha publicado en un artículo INC, los investigadores rastrearon los datos sobre las puntuaciones de IQ en pruebas estandarizadas, calificaciones y evaluaciones de personalidad en miles de personas en Gran Bretaña, Estados Unidos y los Países Bajos para, después, calcular cómo afectaban cada uno de estos factores en la vida y predecir las futuras ganancias.

Del estudio se desprende, además, que la personalidad es más maleable que la inteligencia, por lo que se amplía el margen de mejora de las personas.  “La personalidad o las habilidades no cognitivas son más maleables en edades posteriores que el IQ, y hay intervenciones adolescentes efectivas que promueven la personalidad, pero son mucho menos exitosas en impulsar el coeficiente intelectual”, sostienen los investigadores.

Según estos resultados las personas tienen una mayor posibilidad de lograr sus objetivos, dado que el carácter y las aptitudes personales cobran un mayor peso frente a la inteligencia, que aunque puede mejorar con el paso de los años –en la medida que se trabajan determinados conocimientos- es mucho menos ampliable que los cambios que pueden desarrollar las personas con respecto a su personalidad.


lunes, 16 de enero de 2017

Dónde está el empleo en 2017

Turismo, ingeniería, tecnologías de la información, distribución y comercio y logística son los sectores que tirarán del empleo en 2017. Aquí tiene un centenar de puestos que estarán entre los más demandados este año. 

El turismo, los nuevos perfiles STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), comercio y distribución y logística serán los sectores que más tirarán del empleo este año, ofreciendo nuevos trabajos y demandando perfiles con nuevas capacidades profesionales, en los que las habilidades digitales pesan cada vez más cuando se trata de encontrar empleo.
Por lo que se refiere al empleo internacional, las principales oportunidades globales se sitúan en los sectores de ingeniería civil, construcción y banca.
El Indice ManpowerGroup muestra que las perspectivas para el mercado de trabajo para este nuevo ejercicio siguen la tendencia de 2015 y 2016, reflejando elementos de la dinámica iniciada a principios de 2014, cuando comenzó la recuperación.

Sectores y puestos más demandados por Comunidades Autónomas

Vea el gráfico completo

El ejercicio 2016 cerró con un balance positivo con un fuerte crecimiento de la ocupación del 2,6%, y las perspectivas para 2017 continúan en esa misma línea de aumento del empleo aunque algo menor, del 2,3%, con la creación de 421.000 empleos. Esto se debería en parte a que por segundo año consecutivo se ha producido un crecimiento especialmente elevado del PIB, con un avance de la actividad que debería situarse por encima del 3%, a un ritmo similar al del ejercicio anterior (3,2%). Estas cifras se tienen como las mejores observadas en el área del euro y la Unión Europea.
La contribución de España al crecimiento del empleo en la eurozona se ha reforzado en 2016, y continuará haciéndolo en 2017. De hecho, con escasamente el 12% de la ocupación de la eurozona a principios de 2014, España ha generado, hasta el tercer trimestre de 2016, más del 25% del crecimiento de sus puestos de trabajo en la zona del euro.

Los que despuntan

Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de ManpowerGroup España, explica que el 60% de ese nuevo empleo se lo lleva sobre todo los sectores de comercio y distribución -por el aumento del consumo interno-; servicios profesionales para empresas -ligados al crecimiento empresarial y a actividades de tecnología de la información o de actividad administrativa-; turismo -favorecido por las condiciones geopolíticas y el consumo interno-; y transportes y comunicaciones, impulsados por la movilidad del turismo, el transporte público o la logística relacionada con el comercio electrónico.
También destaca la pujanza de sectores como educación y sanidad, que en los dos últimos años han registrado crecimientos netos de 100.000 nuevos empleos anuales cada uno.
Por su parte Valentín Bote, director de Randstad Research, cree que hay un paraguas común a todos los perfiles de éxito: "Se van cualificando progresivamente y empiezan a aparecer muchas competencias digitales, incluso en profesiones poco cualificadas. Esto, sea cual sea el sector de actividad y el perfil, hace que en los requerimientos para acceder a esos puestos estén las habilidades digitales". Bote se refiere también a la pujanza del empleo en turismo y hostelería durante 2017, "aunque los trabajos que surjan en este sector no serán iguales que hace diez años", y asimismo habla de perfiles estrella en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) en lo que se refiere al crecimiento porcentual de la demanda.
Sara Álvarez, manager de la división de tecnología de Spring Professional, del Grupo Adecco, destaca el área TIC en lo que se refiere a la alta demanda de perfiles tecnológicos para empresas y start up, y coincide en que "la transformación digital crece e influye en las nuevas posiciones".
Se refiere además al valor creciente del big data en las empresas, tanto grandes como pequeñas, al internet de las cosas, a los nuevos perfiles que harán falta para atender el negocio creciente de la movilidad, a las bases de datos y a las telecomunicaciones.
Álvarez añade que el incremento de las compras online provoca un resurgimiento del sector de la logística, donde se crean nuevas posiciones, algo que también ocurre en el sector financiero, sanidad y consumo. En este último crece el área de alimentación, mientras que en sanidad, tanto el sector como los clientes piden una especialización muy completa de los profesionales que se demandan.
El XII Informe Los + Buscados de Spring Professional señala un aumento notable de la búsqueda de personas que cuenten con experiencia internacional para los nuevos puestos, sin dejar de lado el dominio de idiomas, un requisito ya indispensable en cualquier proceso de selección.
El estudio señala además que en 2017 las compañías no perderán de vista la necesidad de contar cada vez más con perfiles tecnológicos. El área IT y telco no para de expandirse y ofrecer nuevas oportunidades laborales, no siempre fáciles de cubrir para las empresas. Según datos de la Unión Europea, hasta 2020 se crearán 900.000 nuevos puestos de trabajo tecnológicos.


Los ingenieros estarán entre los perfiles más buscados en 2017. Durante 2016, una de cada cuatro ofertas de empleo (23%) fue para estos profesionales y la previsión es que continúe la misma tendencia. Los más buscados serán ingenieros de ventas, automoción, robótica, mecatrónica e industriales.
También cotizan los ingenieros de proyectos o jefes de proyectos para coordinar y liderar el lanzamiento de un producto nuevo o la producción para un cliente concreto. A todos ellos se les reclama una altísima competencia en idiomas y habilidades de gestión de personal, comunicación, autonomía y capacidad para tomar decisiones.
Entre los más buscados está asimismo el ingeniero técnico comercial, que desarrolla y consolida la cartera de clientes propia y realiza una prospección de nuevos clientes target; analiza y evalúa proyectos particulares, enfocados a la obtención de soluciones de optimización de procesos; gestiona y supervisa la adecuación y adaptación de nuevas soluciones. Se les exige una titulación universitaria superior, preferiblemente ingeniería industrial, dominio de inglés, una experiencia mínima de 5 años en puestos similares en sectores sobre todo industriales, metalúrgicos y de la alimentación y aptitudes como la autonomía, empatía personal, estar habituado a situaciones de estrés, y capacidad para trabajar en equipo.
Junto con este perfil cotiza asimismo el responsable de producción, encargado de implementar y establecer los planes de producción en fábrica asegurando calidad, coste y plazo. También es el responsable de todas las actividades del proceso productivo y se encarga de coordinar labores de personal, del desarrollo e industrialización de los nuevos productos y procesos, y de establecer el presupuesto anual del departamento.
Se exige una ingeniería superior industrial, inglés fluido, una experiencia mínima de 8 años en puestos similares gestionando grandes equipos de producción y aptitudes como el liderazgo, la empatía personal, estar habituado a situaciones de estrés, capacidad para dirigir equipos o habilidades comunicativas.


La hostelería se sitúa como el principal motor en la creación de empleo, en esta segunda fase de recuperación. Esto refleja tanto el avance de la demanda interna como de la demanda exterior de servicios turísticos, que ha experimentado un aumento estructural en el número de pernoctaciones hoteleras.
En el ejercicio que finalizó el pasado septiembre, el avance del empleo en la hostelería había representado un elevado 6,2%, aumentando sus efectivos en cerca de 100.000 nuevos ocupados, y alcanzando los 1,7 millones en el tercer trimestre de 2016. Este ascenso continúa con la tendencia iniciada con la recuperación, un período en el que la hostelería ha presentado un aumento muy superior a la media. Así pues, el sector ha ganado posiciones en la distribución del empleo, desde el 7,5% del total en el tercer trimestre de 2007 al 9,2% del tercero de 2016.
Se prevén oportunidades laborales para perfiles relacionados con hostelería, restauración y comercio, principalmente que exigen camareros, cocineros, agentes telefónicos, promotores y vendedores en tiendas y almacenes o gestores estratégicos de ventas especializados en nuevos destinos.


El sector de la automoción en España genera uno de cada cinco euros de exportaciones y supone el 10% del PIB. Entre los perfiles demandados están los ingenieros de procesos de calidad y de automoción. Además, los procesos de automatización de esta industria y la aplicación de nuevas tecnologías requiere de profesionales especializados en electrónica, mecánica, mecatrónica y robótica. Se buscan ingenieros industriales, y para el análisis y la automatización se piden ingenieros informáticos o de telecomunicaciones.

Márketing y ventas

El 15% de los perfiles más buscados durante 2016 fue para profesionales de márketing y ventas, y se espera que la demanda crezca. El cambio principal para este sector es la búsqueda de profesionales con mayor formación técnica para dar valor añadido a la venta. Principalmente, se incorporarán profesionales en puestos intermedios y de responsabilidad, como brand manager (gestor de marca), key account manager (gestor de cuentas) y marketing manager (gestor de márketing).
El perfil más buscado en ventas es el que se denomina national KAM gran consumo, que se convierte en una figura clave dentro de las organizaciones para el manejo de las negociaciones críticas, enfocadas a incrementar el nivel de ventas y rentabilidad. Se exige una gran capacidad de negociación y orientación al cliente, habilidades comunicativas y orientación a resultados.
En el caso de ventas, la más cotizada es la figura del KAM data center. La importancia de las tecnologías es tal que las empresas están creando un nuevo valor de negocio a través de la transformación digital, y por ello es importante que las organizaciones aprovechen los avances tecnológicos para seguir siendo competitivas. Es necesario contar con nuevas formas de concebir las tecnologías para hacer que las cantidades masivas de información sean más prácticas y alineadas a los objetivos de negocio. Este perfil sirve para desarrollar la venta de soluciones tecnológicas complejas que mezclan las áreas de IT y telecomunicaciones. Su misión es hacer llegar a las empresas el valor añadido que aportan este tipo de soluciones. Para este perfil se exige una actitud orientada a resultados, habilidades comunicativas y pasión por la tecnología.
En márketing destaca sobre todo el e-commerce manager (gestor de comercio electrónico), encargado de gestionar el proceso de venta de forma online de principio a fin. Se necesita para ello contar con conocimientos de logística operacional y tecnológicos (desarrollo web, soluciones móviles y analítica web). Además, se exige una visión estratégica del mercado, ya que el e-commerce es el nexo de unión entre la venta tradicional y online y todas las decisiones que este perfil tome tendrán consecuencias directas sobre el negocio.
Además, se valora una fuerte interrelación con el departamento de márketing, financiero y de sistemas, y unas buenas dotes de comunicación y habilidades para negociar.
También cotiza el director de márketing, encargado de diseñar y desarrollar la puesta en marcha de acciones específicas para generar valor al porfolio de productos y servicios de la compañía. Se requiere una experiencia de 8 a 10 años liderando la estrategia de márketing on/off de la compañía, y aptitudes como la capacidad estratégica, la visión de negocio, liderazgo y un pensamiento innovador.
Además, el márketing online no sólo implica conseguir más tráfico en la web, sino también mejorar la imagen de la empresa en las redes sociales, integrar las campañas en todos los canales posibles y captar nuevos clientes a través de ellos. El especialista en marketing online ha aumentado más de un 120% y los rasgos mejor valorados son la creatividad a la hora de hacer propuestas, las dotes de comunicación y relaciones públicas y el conocimiento de las herramientas más usadas del mercado.
El lanzamiento de campañas cross channel, en varias plataformas y con continuidad según el usuario utilice un dispositivo u otro es otra de las tendencias del marketing. Así, las empresas buscan especialistas en marketing móvil, que adaptan su contenido web a los móviles, aumentan el tráfico y crean campañas especialmente dirigidas a smartphones y tabletas.

Agricultura y alimentación

El crecimiento del sector agroalimentario en los últimos años en España ha generado que alcance volúmenes de facturación superiores a los 90.000 millones de euros, lo que supone más del 9% del PIB . Actualmente se trata de uno de los sectores más dinamizadores del mercado laboral, con más de 2,4 millones de empleados en España, y unas buenas perspectivas de generación de empleo.
Entre los profesionales que tendrán más oportunidades a lo largo del año se encuentran los técnicos de calidad y técnicos de laboratorio, principalmente. Se buscan empleados con formación en ingeniería agrícola, biología o química. El incremento de las exportaciones ha motivado que las empresas busquen profesionales orientados a ventas, con capacidad para desarrollar su actividad en varios idiomas.

Logística y distribución

Aquí la tecnología está jugando un papel determinante, provocando un cambio de tendencia en la adquisición de productos por parte de los consumidores. El aumento del comercio online ha generado un incremento de oportunidades de empleo en puestos como empaquetadores, mozos de almacén, carretilleros y transportistas, y el comercio electrónico genera nuevas necesidades, entre las que destacan los teleoperadores y los perfiles de atención al cliente.
En logística otro de los perfiles que más solicitarán las empresas será el de coordinador de tráfico, para optimizar los procesos logísticos y lograr una cadena de suministro eficiente.
A estos profesionales se les exigen aptitudes como la orientación a resultados, una elevada capacidad de negociación, resolución de problemas, toma de decisiones, capacidad de liderazgo y de planificación y análisis.
Pero en logística el más cotizado sigue siendo el key account manager (gestor de cuentas), que refuerza la fuerza de ventas en las grandes corporaciones. Se buscan profesionales que puedan aportar experiencia en la venta de servicios logísticos, completos o parciales, con carácter internacional en cualquier modalidad de transporte (aéreo, marítimo o terrestre) y con un fuerte conocimiento de la operativa de este tipo de negocio. Y se piden aptitudes como la proactividad, la capacidad organizativa, orientación al cliente, grandes dotes de negociación y tolerancia al estrés.


En el área de retail se valora tener en plantilla a expertos en la optimización de puntos de venta (Area Manager), pero es en las firmas de lujo donde esta figura cobra mayor importancia por la atención al detalle en la experiencia del consumidor. El objetivo principal de este perfil es la maximización de las ventas a través del desarrollo del equipo, y la implementación de las políticas y procedimientos marcados por la compañía.
A estos profesionales se les pide un enfoque hacia una venta consultiva, orientación a resultados, visión estratégica, y una gran capacidad de negociación, comunicación y análisis.
También cotiza la figura del director de expansión, que es quien identifica nuevas oportunidades de negocio y replantea el modelo de retail existente para adaptarlo a las nuevas necesidades o tendencias del mercado. Al tiempo se encarga de la gestión directa con los clientes y de la expansión del negocio, tanto a nivel nacional como internacional.
Se exige a este tipo de profesionales una experiencia de 5 años liderando la expansión de compañías de manera internacional y aptitudes como la visión de negocio, la facilidad para detectar oportunidades de negocio y desarrollar relaciones comerciales, y habilidades de negociación, planificación estratégica, orientación a resultados o capacidad de análisis.
Además, el mercado se está centrando en posiciones de retail manager (gestor de distribución al por menor), store manager (gerente de tienda) o visual merchandiser, aunque el perfil que cobra más importancia es el de customer experience manager (gerente de experiencia de cliente), encargado de comprobar y mejorar la experiencia del cliente y de tratar de fidelizarlo. En relación con el auge del e-commerce se detecta una mayor especialización, con perfiles centrados en posicionamiento, SEO y SEM.

Banca y finanzas

En 2017 seguirá la reactivación del mercado laboral en la banca. Los perfiles que más buscan las entidades financieras están relacionados con el análisis estratégico, análisis de riesgo y el tratamiento de big data.
La experiencia internacional es un valor al alza, especialmente para real estate, y los perfiles que más se demandarán son aquellos que muestren flexibilidad y capacidad de adaptación al cambio. Las organizaciones se han vuelto mucho más dinámicas y necesitan perfiles que acompañen y promuevan cambios. Personas comunicativas, con buenas habilidades de negociación y gestión, tendrán grandes oportunidades de entrar en el mercado laboral o mejorar su situación actual. A estos perfiles también se les exige la polivalencia, capacidad de análisis y orientación a resultados, así como una visión estratégica, proactividad y adaptación al cambio.
En finanzas se busca asimismo la figura del business & planning analyst (analista de negocio y planificación), que actúa como socio del negocio, apoyando a los gerentes y directores en el análisis y toma de decisiones relativas a la gestión presupuestaria, a las posibles inversiones y que ayudará en el proceso de control económico financiero de las operaciones de la compañía. Se le pide una alta capacidad de análisis y de manejar gran cantidad de datos, trabajo en equipo y capacidad relacional con otras áreas de la empresa, altas dotes de comunicación tanto verbal como escrita y espíritu crítico.
Y también cotiza el director financiero y de consolidación, que debe tener una experiencia dilatada y sólida en el área financiera, con una trayectoria en puestos de contabilidad, control de gestión y análisis; y aptitudes como el manejo de información, de datos y cifras de diferente índole o altas dotes de comunicación, tanto verbal como escrita.


Se seguirán demandando médicos y enfermeras. En concreto, los puestos más solicitadoos serán los de médicos en posiciones de MSLs, medical advisors y medical manager. También serán muy cotizados los responsables de market access nacional y regional o los health economics specialists. A estos profesionales se les requerirá formación científica, desde licenciatura en Medicina hasta formación en Ciencias de la Salud. Las organizaciones valorarán positivamente que estos empleados tengan visión de negocio.
Se buscan asimismo ginecólogos especialistas en reproducción asistida debido al aumento de la edad de gestación de la mujer (actualmente se encuentra entre los 30 y los 40 años), el aumento de la infertilidad y las limitaciones de la Sanidad Pública para el acceso a este tipo de servicios.
Estos profesionales atienden, evalúan y tratan a todos los pacientes que precisen un tratamiento de reproducción asistida. Han de tener una alta orientación al paciente y empatía, habilidades de comunicación, y capacidad de resolución de problemas.
Asimismo cotiza el medical manager, con una posición estratégica dentro del ámbito asistencial, ya que es el responsable de la coordinación de todos los factores internos y externos de la organización que afectan a los servicios de la compañía. Sus funciones tienen que ver con la coordinación y supervisión de los servicios sanitarios; la identificación y negociación con proveedores; el cálculo de la rentabilidad de los servicios y la gestión del equipo asistencial.
Se les exige al menos 5 años de experiencia en posiciones de gestión clínica y aptitudes como la gestión de personal, la planificación y organización o la orientación a resultados.


La existencia de la función fiscal en empresas, tanto multinacionales como internacionales, hace del tax manager (gerente fiscal) uno de los puestos más demandados. Se les exige una alta capacidad de análisis y de manejar gran cantidad de datos, trabajo en equipo y capacidad relacional con otras áreas de la empresa, así como altas dotes de comunicación y espíritu crítico.
Otro perfil muy cotizado es el de director de cumplimiento normativo, que cobra relevancia en las compañías españolas tras haber sido aprobada la Reforma del Código Penal, encargado de velar para que no se produzcan delitos en la compañía.
La figura del HR Talent Manager (gerente de talento de RRHH) se demanda en compañías multinacionales que tienen previsiones de crecer e incorporar muchos perfiles así como empresas pequeñas y medianas que están en plena expansión.
A este se añade el director de recursos humanos, encargado de diseñar la estrategia sobre búsqueda de talento y retención, el sistema retributivo, los planes de carrera, y la sucesión y futuro desarrollo de las personas.


miércoles, 11 de enero de 2017

El buen ambiente laboral y la motivación personal, factores de éxito en las empresas

El buen ambiente laboral y la motivación personal, factores de éxito en las empresasCuando se habla de unas de las razones del éxito de muchas empresas uno de los factores que debemos tener en cuenta es el buen ambiente laboral. Se supone que un empleado dentro de un entorno de trabajo donde no existan conflictos, se lleve bien con sus compañeros, exista un trabajo en equipo y todos se apoyen lleva a una mejora de la productividad.

En gran medida es cierto, pero hay otro factor que no se suele tener en cuenta. La antigüedad que se tiene en la misma empresa. Cuando se acaba de aterrizar en una empresa todo es entusiasmo. Pero poco a poco se empiezan a ver aspectos que ya no gustan tanto. Ninguna organización es perfecta.

A la vez ha pasado el tiempo y no se valora lo que se tenía en el trabajo anterior. Se olvidan los motivos que impulsaron a cambiar de empleo o los que convencieron para aceptar el actual. Seguramente se estaba en una situación peor, ya sea por salario o condiciones laborales que en el empleo actual.

Es lo que puede llamar la fase de acomodación al nuevo trabajo. Ya no se valoran tanto las condiciones, que entendemos como consolidadas, el ambiente ya que se han olvidado los problemas que suponía el anterior empleo o, si se viene del paro, de lo que supuso el hecho de ser contratado. Uno ya se siente seguro en el trabajo y pretende que se mejoren las condiciones.

Por eso aunque exista un buen ambiente laboral no se va a mejorar de forma notable la productividad. Falta esa motivación inicial que impulsaba a dar lo mejor de cada uno y se empieza a dejar llevar. Esto no implica que el buen ambiente laboral no sea necesario.

Trabajar en un lugar donde los problemas son continuos puede convertirse en un infierno. Para el trabajador, pero también para la empresa, que tendrá un índice de rotación en su plantilla muy elevado. Esto es algo a evitar a toda costa. Es bueno que nuestros empleados estén contentos y hay que trabajar por ayudarles a que puedan desarrollar su labor de la mejor forma posible.

martes, 10 de enero de 2017

Un estudio analiza el impacto de las emociones en la gestión de los RRHH

¿Cómo afecta la dinámica afectiva en el trabajo?

¿Qué sabemos sobre cómo se genera el afecto en el trabajo y qué influencia tiene éste en el comportamiento del trabajador? 

 Esto es lo que los autores del estudio “Afecto en el Trabajo” se han preguntado. Según José Navarro y Manuel Velasco, la evolución en la investigación de las emociones y su impacto en la gestión de las relaciones laborales y en los balances de resultados de las empresas ha sido exponencial. Según se evidencia en el documento, lo que antes era entendido como un ‘tópico’ se ha convertido en una realidad tangible y cuantificable. 

El estudio “Afecto en el Trabajo” llevado a cabo por José Navarro y Manuel Velasco (ambos de la Universidad de Barcelona) revela la no sólo la importancia que han cobrado la gestión del afecto y las emociones dentro de las empresas sino también cómo incide en cada uno de los individuos que la componen.

Según el estudio, la investigación de estos dos elementos permite, hoy en día, tener “una buena base teórica que permite clarificar las relaciones que mantiene el afecto en el trabajo”. En este sentido, los autores hacen referencia a la teoría formulada por Weiss y Cropanzano, la más avalada según las investigaciones, que distingue entre dos tipos básicos de experiencias afectivas y señala diferencias en cómo reaccionan los empleados a diversos acontecimientos afectivos.

Además, también se reconocen impactos positivos en la actitud de los trabajadores –ligados a la motivación, productividad y fidelización a la empresa- como consecuencia de estas demostraciones afectivas.

Sin embargo, no es lo único que desvela el estudio. Navarro y Velasco también aluden al origen de esas experiencias afectivas en el trabajador, muestran las distintas formas en las que impactan dichas demostraciones o atenciones –vinculándolas aspectos como la motivación, productividad y fidelización a la empresa- y la perdurabilidad que estas sensaciones positivas tienen a lo largo del tiempo.


lunes, 9 de enero de 2017

Brilla en las redes para impulsar tu carrera

Las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para encontrar empleo. Debes construir un perfil profesional que te sirva para contactar con las empresas. Además, las compañías analizarán tu huella digital para saber si eres el candidato que necesitan. 

Quizá hayas perdido alguna tarde navegando por los perfiles de las redes sociales de tus amigos. Y lo más seguro es que hayas descubierto algo nuevo sobre sus vidas. Es lo que tiene Internet, todo lo que se sube a la Red queda registrado y es muy fácil acceder a la información. Pero no sólo tú usas las redes para conocer mejor a tu entorno, también lo hacen las empresas con sus candidatos. Éstas quieren recopilar los máximos datos disponibles sobre los profesionales. A través de las nuevas herramientas, las compañías los conocen mejor y estudian sus publicaciones, algo que muchas veces resulta determinante para decidirse por un aspirante o eliminarlo del proceso de selección. De ti depende emplear las redes sociales de forma profesional para que te ayuden a encontrar empleo. 

Las redes sociales se han convertido en una herramienta esencial para evolucionar en el mercado laboral. Desde LinkedIn hasta Twitter, pasando por Facebook o Instagram... Todas influyen en tu búsqueda de empleo y en la construcción de tu marca personal. 

Haz un seguimiento de tu actividad, actualiza tus perfiles según tu estado profesional actual, emplea un lenguaje adecuado, cuida tus fotografías, evita hablar de temas delicados como la política o la religión e interactúa con tus seguidores. Según los expertos, éstas son algunas de las pautas básicas para que las redes te abran puertas en el mercado laboral y para evitar que las compañías te rechacen por algún contenido que refleje una mala imagen de ti.


Debes pensar en las redes sociales como si se trataran de un currículo 2.0. Tienes que construir un perfil profesional abierto a todo el público para que las empresas puedan acceder a él fácilmente. Las compañías cotejarán la información que tienen sobre ti y comprobarán tu reputación online. 

En primer lugar, tienes que actualizar tu perfil. Incluye tu foto -en la que es importante que se te reconozca- y añade información de tus últimos trabajos. También puedes definirte brevemente, y en esta descripción debes explicar tus valores y tus principales aspiraciones profesionales. Te servirá para diferenciarte de los demás y expresar qué puedes aportar a las empresas. 

Una vez completados los aspectos más básicos, es importante que te muestres activo. Las organizaciones se interesan por personas con iniciativa y con inquietudes. Participa en foros, comparte publicaciones relacionadas con tu sector y anima al resto a que opinen sobre tus contenidos. Saca el máximo partido de las posibilidades de las redes. Por ejemplo, puedes emplear fotografías y vídeos para crear un perfil más dinámico e ilustrar algunos de los proyectos en los que has trabajado. Estos recursos enganchan al público, tanto a profesionales como a empresas.


Seguramente tengas cuentas en más de una red social, así que debes aprender a gestionar bien todas. Es importante que los contenidos que publiques en cada plataforma estén alineados para que transmitan una misma imagen. De todos modos, debes conocer el lenguaje propio de cada red social. 

LinkedIn es la más profesional y la más consultada por las empresas. Elabora un currículo detallado, ordenado y bien redactado, a ser posible en tantos idiomas como hables. Participa en foros relacionados con tu sector. Puedes ponerte en contacto de forma directa con las empresas, pero no fuerces las cosas.

Está claro que en redes profesionales como LinkedIn el contenido que se debe compartir siempre tiene que estar relacionado con aspectos laborales. Las dudas llegan con las redes mixtas como Twitter, en las que se mezclan los aspectos profesionales con los personales. En estos casos, algunos expertos explican que lo idóneo es apostar por la fórmula 80/20: 80% de contenido profesional y 20%, de personal. 

En este caso en concreto, tienes que transmitir ideas claras en 140 caracteres y emplear hashtags (etiquetas) para contactar con las organizaciones y hablar sobre temas que sean tendencia. Te servirá para ser más visible y llegar a un público más amplio. Tu estrategia en esta red debe estar orientada a mostrar habilidades que resultan difíciles de plasmar en un currículo. Por ejemplo, tu capacidad para relacionarte o tus competencias digitales.

Instagram actúa en una línea similar a Twitter. Resulta muy útil para perfiles creativos, que pueden mostrar sus trabajos a través de imágenes. Así ocurre con los fotógrafos, diseñadores gráficos, publicistas o modelos, aunque es cierto que esta red también está dando sus resultados entre perfiles con actividades más técnicas como biólogos, farmacéuticos o financieros. Además de cuidar la calidad de tus imágenes, aquí también es esencial que uses los hashtags adecuados. Tienes que emplearlos para definirte en el apartado de la descripción y etiquetar tus fotos. Esta red les permite a las empresas conocer tu estilo de vida y tu faceta más creativa.

Aunque Facebook se vincule más con la vida privada, también es una de las más consultadas. Por eso, debes cuidar tus comentarios. Lo bueno es que en esta red puedes segmentar el público al que quieres que lleguen tus publicaciones. Las empresas acuden a esta plataforma para analizar tus valores y tus intereses como tu vínculo con alguna asociación o deporte.

Decálogo para destacar en Internet

  • Actualiza la información personal. Debes incluir tu nombre y apellido, así como una fotografía en la que se te reconozca. También es importante que realices una breve descripción en la que expliques a qué te dedicas.
  • Conviene que tengas tu perfil abierto a todo el público. Así las empresas podrán localizarte rápidamente. De todos modos, en algunas redes puedes segmentar los contenidos y seleccionar quién puede ver cada publicación.
  • Añade tus datos profesionales: tus proyectos anteriores, tus aptitudes y tu empleo actual. Es esencial que esta información sea pública para que la conozca cualquier reclutador que esté buscando candidatos.
  • Elabora un currículo detallado, sobre todo, en redes profesionales como LinkedIn. Explica tus logros y las funciones que has desarrollado en cada cargo. Aporta enlaces a páginas en las se muestren tus trabajos.
  • Cuida tu lenguaje y los temas de conversación. Tienes que comunicarte de forma clara. Las faltas de ortografía están muy penalizadas. Evita entrar en discusiones con temas de política, religión o deportes.
  • Controla las fotografías que publicas. Puedes compartir alguna foto de tu entorno, pero recuerda que si alguna es inadecuada puede provocar que te rechacen en un proceso de selección.
  • Elabora una red profesional de contactos. Las compañías observarán a quién sigues y quién te sigue. Se valora que tus contactos sean de calidad, es decir, que estén relacionados con tu sector.
  • Tu perfil tiene que permanecer activo, ya que las empresas buscan personas con iniciativa. Realiza publicaciones todas las semanas e interactuar con tus seguidores. Genera conversación y plantea debates.
  • Aprovecha todas las posibilidades de las redes sociales. Los recursos audiovisuales, como fotografías o vídeos aumentarán tu visibilidad. Por ejemplo, pueden ser imágenes de algún nuevo proyecto.
  • Es fácil perder el control de lo que se publica, así que es importante que realices un seguimiento de tus publicaciones. Comprueba cómo se ven tus perfiles desde fuera, por ejemplo, introduciendo tu nombre en Google.