martes, 25 de enero de 2011

Las empresas acabarán pidiendo a los trabajadores que usen sus ordenadores personales

Los sistemas informáticos de las empresas son caros y muchas ya permiten al empleado trabajar con su laptop

Ya hay muchos casos en los que el material informático de la oficina es más anticuado que el nuestro personal. En el despacho tenemos un ordenador de hace cinco años, con un sistema operativo desfasado, un móvil que ni siquiera tiene internet, etc. Al contrario, en casa tenemos el portátil más moderno, un teléfono inteligente, etc. ¿La razón? Los sistemas informáticos de las empresas son más caros.

Una noticia recogida por la BBC afirma que las compañías suelen tener dificultades para mantenerse al ritmo de los constantes cambios tecnológicos. Los dispositivos que los empleados tienen en su casa y en sus bolsillos suelen ser más poderosos que los que reciben en la oficina.

Debido a esta situación, parece normal preguntarse qué pasaría si los empleados pudieran trabajar con sus propios equipos.

La empresa internacional de abogados SNR Denton, por ejemplo, está en el proceso de darle a sus empleados acceso remoto a los sistemas y los alientan a que compren sus propios dispositivos. `Antes se requería mucho soporte técnico, pero ahora podemos hacer que esos empleados se dediquen a trabajo crítico sin que sean distraídos por los usuarios´, asegura su director de servicios de información, Neil Pamment.

Otro caso. En 2010, la firma de alimentos y bebidas Kraft anunció que le daría un subsidio a sus empleados en Estados Unidos para permitirles comprar sus propias computadoras. Microsoft e Intel cuentan con esquemas `Traiga su propia computadora´ con los que ayudan financieramente a sus empleados para que compren sus equipos. Citrix adoptó el mismo esquema en 2008. La empresa le da una cantidad de dinero a sus trabajadores para que compren la computadora de su elección y asegura que ayuda a reducir los costes.