viernes, 19 de diciembre de 2014

How to stress less


How to stress less 

How do you feel about the work you do? The secret to achieving job satisfaction is within everyone's reach if you learn to retrain your mindset, explains Andy Whittaker


Technology is designed to make life easier, but it also has the side-effect of speeding it up. From smart phones and emails to self-service checkouts and ready meals, it seems that ‘busy-ness’ has gripped the nation. The mythical lunch hour now lasts, on average, just 18 minutes, probably grabbed on the go or eaten at your desk.

Here's an interesting question though: the chances are you're living life fast, but are you living it well? Stress-related illness is at an all-time high. Last year there were 53 million anti-depressant prescriptions written for people who need help in feeling good. And the bad news is this phenomenon isn't going to go away.

So what can you do? You can continue to look externally for things that will make you happier and reduce your stress – whether that's handbags, shoes, spa days, sunbeds, Prozac, or gin. A far better idea is to look internally because the long term solution to happiness and flourishing within your own life lies within.

Of course, it's easier to feel great if you're doing a job you love. Whether you're engaged in your work depends on whether you view it as a job, a career or a calling. If you're doing a ‘job’, you'll feel it in the pit of your stomach. Going to work will be a chore. You're doing it because it pays the bills and you get that feeling of angst when the alarm goes off at stupid o'clock.

A ‘career’ is a necessity, but you see opportunities for success and advancement. It's up the evolutionary scale from a ‘job’ and you're likely to feel you're moving in the right direction. You're invested in your work and you want to do well.

A ‘calling’ is where the work is the end in itself. You feel fulfilled and have a sense of contribution to the greater good. Work is likely to draw on your personal strengths and gives your life meaning and purpose. And, whisper it quietly, even if they didn't pay you, you'd probably do it for free anyway.

Whether you're engaged in a job, a career, or a calling has less to do with your work than you might imagine. A calling orientation can have just as much to do with your mindset as it does with the actual work being done. Let me remind you of the classic story of the man who was sweeping the floor at NASA . When someone asked him what his job was, he replied, “I'm helping put a man on the moon.”

You might be lucky. You might have crafted yourself that perfect career that is your calling. For the rest of us, we have to put a modicum of effort into creating positive feelings from within, so here are some simple tips to make your career feel like more of a calling:
Take someone for lunch who you rarely see but speak to on the phone all the time.
Perform a random act of kindness for someone at work. For example, bring in a cupcake for your receptionist tomorrow. If they ask why say, “just because”.
When you get home, instead of grumbling about the stresses and problems at work ask your family, “What was the highlight of your day?” and then listen and engage with them.
Practice the 10/5 principle. That means you smile at everyone who comes within 10ft of you and say “Hi” to everyone who comes within 5ft of you.

It's often the little things we change that have the biggest impact on how we feel. If we make these small changes, we start to feel more connected and energised and, guess what, your brilliance starts to rub off on those around you.

Simple? Yes. Easy? No. Why bother? Because you're worth it.

Andy Whittaker is the co-author of Be Brilliant Every Day (Capstone, £10.99), a book that uses positive psychology and humour to help foster positivity and mental agility. Andy juggles a career as a highly successful and sought-after public speaker with a double life as a part-time stand-up comic. He also runs Art of Brilliance, a training company that delivers workshops for high-profile organisations such as DHL, Pirelli, Toyota, Waitrose and AstraZeneca



jueves, 18 de diciembre de 2014

20 lecciones de vida escritas por un hombre de 99 años.

Macy Williams es una editora habitual en la famosa revista Popsugar, y en esta ocasión ha decidido compartir los consejos y lecciones de vida de su bisabuelo, un hombre de 99 años de edad y que aún goza de vitalidad.
Cuenta la editora que su bisabuelo conoció a su bisabuela un sábado, y para el sábado siguiente ya estaban casados; permanecieron juntos hasta 67 años más tarde, hasta que su bisabuela murió. En esos 67 años tuvieron 2 hijos y adoptaron otro.

Su bisabuelo no fue a la universidad, pero tuvo éxito profesional llegando a la cima de la empresa para la que dedicó su vida, ocupando el cargo de Gerente Corporativo de la sección de lácteos de Safeway para todo el país. Y desde luego, nos gusta escuchar a la gente mayor que ha vivido la vida con pasión. 

Para aquellos que se pregunten qué está haciendo este hombre de 99 años hoy día, según su bisnieta, está montado en un patinete motorizado (con manillar) pasando el rato y pensando en lo que hará cuando comience a envejecer.
He aquí las 20 lecciones de vida que le ha dejado a su bisnieta.
1. Mantén siempre el buen sentido del humor.

2. Haz ejercicio todos los días, incluso cuando no te sientas con ganas de hacerlo.

3. No gastes más dinero del que ganas.

4. Bebe zumo de naranja todos los días.

5. El amor a primera vista no es una fábula.

6. Tener un mal trabajo es mejor que no tener ningún trabajo.

7. Haz uso del sentido común. Piensa en la respuesta más razonable para cada situación. Si no tienes sentido común, eres un fracaso.

8. La familia es la cosa más preciosa que nunca tendrás en la vida.

9. Tu vida es delicada, y si te olvidas de ti mismo, se te estropeará. 

10. Nunca tengas miedo de tu verdadero yo.

11. Todas las personas tienen demasiada ropa; usa lo que tienes y deja de comprar más.

12. Debes ser capaz de perdonar, incluso si te es difícil hacerlo.

13. Guarda tu dinero ahora para recogerlo más tarde.

14. El amor no siempre es fácil; a veces hay que trabajar duro en ello.

15. Encuentra algo cómico en cada situación individual.

16. Si te enfrentas a un problema, no te demores tratando de solucionarlo, pero si no hay forma de solucionarlo, hay que olvidarse de él.

17. Asegúrate de estar haciendo lo que te gusta; no tengas miedo de seguir esos sueños que tienes para ti mismo.

18. La educación es importante, pero no es necesaria. La vida puede ser una educación en sí misma.

19. Trata de no tomarte algunas cosas tan en serio.

20. La vida es un regalo que debes desenvolver. Depende de ti determinar si lo que hay dentro te llevará a la felicidad o al desaliento. Tú tienes el poder de tomar esa decisión por ti mismo.
 
 

miércoles, 17 de diciembre de 2014

1 de cada 4 organizaciones declara que la diversidad tiene un impacto muy positivo en el negocio

La Fundación Diversidad, con el apoyo del departamento de Empresa y Ocupación de la Generalitat de Cataluña y Barcelona Activa, han organizado el undécimo Acto de Firma del Charter de la Diversidad en Barcelona, donde han participado 16 organizaciones de referencia en el ámbito empresarial y social español. 
 
D. Javier Benavente, presidente de Fundación Diversidad, en su intervención, ha destacado como “según un estudio de la Comisión Europea se extrae que el 25% de las organizaciones afirma que la diversidad tiene un impacto muy positivo en el desarrollo general del negocio, en la innovación y en la competitividad local y global”. A su vez, ha agradecido a los firmantes sumarse a las casi 700 empresas que ya están comprometidas con el Charter de la Diversidad. La organizaciones que han firmado los compromisos del Charter en esta edición son: Amedi, Cajamar, Esclatec, Fundación CEDE, Gabinet d’Estudis Socials CCL, Grupo Sifu, Interés Social, La Calaixera-Centre Especial de treball d’Arep, Macas y Specialisterne.

El Charter de la Diversidad es una carta de compromiso, promovido por la Comisión Europea, que firman las empresas, entidades e instituciones públicas y privadas con carácter voluntario. Se trata de un compromiso con los principios fundamentales de la igualdad y del respeto al derecho de inclusión de todas las personas con independencia de sus características. Con esta firma manifiestan públicamente su compromiso con la diversidad, siendo conscientes de la importancia que ésta tiene dentro de sus organizaciones.

Plan Alares 360º

La Fundación Diversidad está promoviendo, junto con Fundación Alares, el Plan Alares 360º; un programa que pretenden implantar por pequeñas, medianas y grandes empresas, por dar respuesta a los objetivos del Gobierno y para atender a las necesidades más acuciantes de las plantillas de las Empresas y sus familiares tanto en materia de Conciliación de la vida personal, familiar y laboral como en materia de Diversidad, Discapacidad, Igualdad y Violencia de Género. Las empresas que apuesten por ello, obtendrán el Certificado Alares de “Empresa Socialmente Responsable con su Plantilla y con la Sociedad”.



martes, 16 de diciembre de 2014

¿De verdad puedes ser amigo de tu jefe?

La amistad con quien manda puede beneficiarte, pero también es un arma de doble filo que en algunos casos resulta tóxica, tanto para el empleado como para el superior. La ausencia de límites entre la esfera personal y la profesional tiene que ver con muchos de estos conflictos. 
 
Los amigos en el trabajo impulsan tu productividad y son el sustento de tu felicidad laboral. Numerosos estudios concluyen que tener un buen amigo en el puesto habitual incrementa la satisfacción profesional en un 50%.
 
Un "mejor amigo" en el trabajo te lleva a estar comprometido y enganchado en tu puesto. ¿Y el jefe? ¿Puedes llegar a ser amigo de quien te manda? 
 
Hay quien piensa que pasar el tiempo con el jefe es lo mejor que uno puede hacer en el entorno laboral, porque esto puede hacerte mucho más feliz y aumenta tu creatividad y, curiosamente, tu eficacia. Estudios como el de la consultora LeadershipIQ sostienen que más de seis horas semanales con un superior directo perjudican seriamente esos niveles de motivación y creatividad, y que el exceso de tiempo con el jefe se transforma en algo contraproducente.
 
Sin embargo, hay quien decide estar cerca de su jefe, pasar tiempo con él y formar parte del grupo selecto. La apuesta tiene ventajas, pero ser el favorito de quien manda también implica contrapartidas.
 
Curiosamente, suele ser más fácil convertir a tu superior en amigo que seguir siendo amigo de alguien que se convierte en jefe.
 
* Debes tener en cuenta que cuando un jefe se involucra excesivamente con las personas de su equipo pierde objetividad. La cercanía lleva a valorar más al que está cerca, en detrimento de personas más cualificadas, y la promoción profesional que resulta de todo esto no es propia de un buen mando, sino de alguien con hábitos de liderazgo mediocres.
 
* Si confundes una posible amistad con tu jefe con ser dócil e inofensivo, puede llevarte a estar en el grupo de confianza pero sólo por adoptar el rol de satisfacer a tu superior. Se trata de un trabajo duro. Preocuparse constantemente de agradar al jefe es una tarea muy complicada para la que no todo el mundo vale.
 
Todo esto tiene un nombre: ser una pelota. Y a largo plazo, esta actitud es un error que puede costarte caro.
 
Para empezar, sufrirás una transformación que te llevará a ser cada vez menos profesional. Pero lo peor es que el adulador que vive rodeado de decisiones inadecuadas e injusticias, y las consiente, termina siendo víctima de todo eso que tolera.
 
Tu "amistad" con un mal jefe puede ser tóxica, porque éste ni quiere, ni valora, ni respeta a quien le adula. Si es tu caso, debes prepararte para el hecho de que, cuando las cosas se pongan complicadas para quien manda, éste no dudará en abandonar la pelota a su suerte.
 
* Cuidado con la amistad con el jefe que te lleva a una socialización en el trabajo obligatoria, a la que accedes básicamente por no perder oportunidades de promoción. Esto es típico de aquellas organizaciones y superiores que provocan y fomentan una indefinición y confusión total entre tu esfera personal y la laboral. Y que pueden llegar a marginarte profesionalmente si no sigues las actividades y eventos extraordinarios que se imponen fuera del horario de trabajo.
 
Ese miedo a perder el puesto o a no prosperar en tu carrera puede llevarte a una "amistad" o relación tóxica con quien manda que es más bien resignación o sumisión. 
 
* En todo caso debes tener en cuenta que el hecho de que un jefe o una compañía puedan exigirte una dedicación las 24 horas. 
 
* Cuando la relación es una pesadilla...Si por el contrario le caes mal a tu jefe y no hay química entre vosotros, tienes un verdadero problema, y esa relación tóxica terminará por amargarte la vida, personal y profesional.
 
Ante la falta de sintonía y el conflicto permanente con un jefe que no te soporta, puedes fingir y comportarte lo mejor que puedas desde la falsedad, disimulando y haciendo lo que a tu superior le gusta.
 
También cabe resignarse y asumir la situación como si no pasara nada, sobreviviendo mientras encuentras otro trabajo o consigues cambiar de departamento.
 
Lo que no debes hacer es confundir la falta de sintonía con el hecho de tener un mando que te presiona constantemente y que se fija demasiado en ti, aunque esto te agobie. Un jefe que exige en exceso puede ser más positivo que negativo, aunque esto depende de hasta qué punto quieres promocionar en tu organización y de la tolerancia a la presión que tengas.
 
En todo caso, también puedes sacar algo positivo de un mal jefe y de una mala relación: la convivencia profesional con un mando que te resulta perjudicial potencia competencias como el propio riesgo de enfrentarte con ese jefe. Puede provocar también que tiendas a automotivarte; que te autorregules y tomes distancia emocional. En todo caso la relación profesional tóxica que te impone un mando provocará que termines yéndote. De lo contrario, tu talento quedará desaprovechado.