miércoles, 29 de junio de 2011

¿Por qué los españoles son tan fieles a sus empresas?

Un 35% de los españoles lleva más de diez años en su actual puesto de trabajo. Aunque este porcentaje tiende a descender, los empleados españoles muestran una fidelidad a su empresa muy por encima de la media, en tiempos en los que la relación media entre empleador y empleado a duras penas llega a cinco años.

España también es diferente en lo que se refiere a la permanencia de profesionales en las empresas. Parece que las tendencias que se dan en otros lugares, o no van con nosotros o, como casi siempre, tardarán en implantarse aquí más que ningún otro sitio. Un estudio de Randstad refleja que 13 de cada 100 españoles llevan más de 20 años en el actual empleo.

En el escenario sociolaboral actual los empleados tienen cada vez menos apego a sus trabajos. Antes, la relación entre empleador y empleado era de por vida. Ahora la media de duración no llega a cinco años. Todo esto, obviamente, se transmite a las organizaciones.

Conviene recordar lo que afirma Susana Gómez, directora de recursos humanos de Kellog's: "Gran parte de los trabajos con más éxito en 2010 no existían en 2004". Y resulta evidente que la mayor parte de los trabajos que eran una garantía de éxito y seguridad a comienzos de este milenio han desaparecido de las listas de las ocupaciones que más crecen, y la dificultad para encontrar un empleo seguro se da efectivamente si nos referimos a un trabajo estable en el tiempo. En el caso de los profesionales no cualificados habrá ciclos forzados por la dinámica del mercado. Sólo los muy cualificados decidirán sus propios ciclos.

Algunos expertos aseguran que el común de los empleados en el mercado estadounidense tendrán varios trabajos a lo largo de su vida. Siete es el número en el que coinciden mayoritariamente. Otros, como Solomon Polachek y Stanley Siebert, economistas de la Binghamton University, elevan a 10,5 la media de empleos que cada estadounidense tendrá dentro de dos décadas.

Un estudio internacional elaborado por Randstad revela que un 35%de los españoles lleva más de diez años en su actual puesto de trabajo.

Es cierto que en 2010 la proporción de españoles que llevaba más de una década en su empleo era del 50%, pero a pesar de este marcado descenso, España sigue obteniendo en esta materia una de las cifras más altas de Europa, ya que sólo es superada por países como Alemania (45%), Francia (43%), Bélgica (42%) o Italia, que cuenta con un 41% de profesionales con más de diez años en su actual puesto de trabajo. En el lado opuesto se ubican por este orden Dinamarca (31%), Polonia (31%), Gran Bretaña (28%) y Grecia (27%).

En el caso español, se puede buscar una explicación a esta "lealtad" en hechos como que algunas empresas como Nestlé, Siemens, Bayer o REE (que mantienen plantillas con una antigüedad superior a los diez años) tienen en la formación, la comunicación, la movilidad horizontal e internacional y los planes específicos de promoción profesional sus verdaderos secretos para combatir la rutina laboral y mantener la fidelidad de sus empleados.


El informe de Randstad señala que la movilidad laboral, la flexibilidad o rigidez de la normativa laboral existente y la situación económica son las principales causas que provocan la horquilla actual de 14 puntos porcentuales que existe entre el primero y el último de los estados analizados y los diferentes comportamientos.

Carlos Carpizo, director de Recursos Humanos de Randstad España, recuerda que "la estabilidad laboral es, sin duda, el factor más decisivo por parte de los trabajadores a la hora de encontrar un empleo, pero en los últimos tiempos han aparecido otros elementos que han redibujado el mapa. La movilidad es cada vez mayor y origina que los profesionales a nivel internacional encuentren más oportunidades".

Recientemente, The New York Times se preguntaba si esta lealtad ha muerto, y Linda Gratton, experta en organización del trabajo, contestaba en Financial Times que "la confianza es más importante que la lealtad. Esta última nos habla del futuro, mientras que la primera está relacionada con el presente. Lo que está a la orden del día es lo que podríamos llamar monogamia en serie referida a las carreras".