viernes, 18 de julio de 2014

3 preguntas poderosas que puedes hacer en una entrevista de trabajo

Captura de pantalla 2014-01-02 a la(s) 13.26.03
Anteriormente ya hablamos de algunas (bueno, 25 en realidad) preguntas que un candidato podría hacer en una entrevista de empleo. En otro post, que te recomiendo repasar, también vimos qué tipo de cosas interesantes quiere saber un buen aspirante al puesto de trabajo. Hoy me centro en 3 preguntas poderosas que pueden hacer que el candidato obtenga una muy importante y valiosa información.


Ojo, el éxito con estas y cualquier otra pregunta en una entrevista depende de muchos factores, pues depende de quién te entreviste, de ti mismo como candidato, de cómo ha ido la entrevista, del puesto y sector, etc. Has de valorar bien qué te interesa preguntar y que no.

¿Qué 3 preguntas poderosas son estas?
#1. “¿Se trata de un puesto nuevo o ya es fijo en la empresa?”

Esta pregunta nos va a dar pistas sobre el nivel de evolución del puesto o la empresa. Si se trata de un puesto habitual en otras empresas del sector, pero que esta empresa no tenía, puede que estemos ante una compañía en crecimiento o que está profesionalizando su actividad.

Si por tu experiencia sabes que es un puesto “imprescindible” y hasta ahora no lo tenían, o estaba funcionando mal, te podrás imaginar en qué estado se encuentra la empresa o departamento, y qué podrás hacer por ellos a corto, medio y largo plazo.

#2. “¿Qué prioridad más importante e inmediata tendrá la persona contratada?”

No esperes a tener que incorporarte al puesto para saber qué es lo que se espera con urgencia de la nueva incorporación. Si descubres ahora qué es prioritario, podrá ser una información esencial para una segunda entrevista y sucesivas. Pero no te quedes solo con la idea de poder responder en el futuro lo que realmente quieren oír, sino que efectivamente es una información que te debe acompañar y servir en los siguientes pasos que des en la empresa.

Además te dará una pista del estado en el que se encuentran las responsabilidades del puesto que se pretende ocupar, ya que según el tono y las palabras que se empleen para decir esa prioridad, se puede estar diciendo que “todo está manga por hombro y necesitamos urgentemente a alguien” o por el contrario “todo está controlado, no hay una prioridad especial”.

#3. “¿Qué diría que tienen en común las personas que trabajan en esta empresa?”

Muy buena pregunta. Esto indica el deseo de querer saber qué cultura empresarial tiene la organización, qué tipo de perfiles son los más demandados y qué tienen en común para saber si nosotros, como candidatos, también tenemos esa particularidad, ese rasgo distintivo. Igualmente utilizaremos esta información con un doble fin: saber si realmente vamos a encajar y “nos vemos” ahí o por el contrario no nos interesa como empresa aunque decidamos seguir adelante. Es sin duda una información que podremos utilizar en nuestro beneficio en posteriores entrevistas.

¿No crees que hay buenas preguntas que hacer en una entrevista? ¿Se te ocurre alguna que sea igualmente poderosa? ;-)