viernes, 11 de julio de 2014

¿Te vas de vacaciones? No dejes ningún cabo suelto

vacacionesSe acercan las vacaciones de tu trabajo. Va a llegar tu merecido descanso anual. Te lo mereces. Pero antes de irte, debes dejarlo todo en orden. Aunque ahora no te apetezca pensar en la vuelta, debes hacerlo. Si no dejas ningún cabo suelto antes de irte, cuando regreses no vas a encontrarte ningún problema. Y tampoco recibirás ninguna llamada inesperada de trabajo durante las vacaciones.
  • Haz el traspaso de funciones con tiempo. Si cuando vas a estar de vacaciones, alguien te va a sustituir, asegúrate, antes de irte, que esa persona dispone de toda la información que necesita para sustituirte. Hazle un informe con la situación de tu trabajo, los contactos que les pueden ser útiles, las contraseñas que puede necesitar y haz una previsión de cosas sobre las que tiene que estar pendiente. Es mejor hacerlo bien ahora que no recibir llamadas de trabajo mientras estás de vacaciones.
  • Anticípate y termina los proyectos que vas a necesitar para la primera semana de tu vuelta. Sí, queda todavía un largo mes de descanso antes de entregar ese proyecto. Sabemos que la fecha te parece muy lejana, pero si necesitas tener algún trabajo hecho para la primera semana después de tu vuelta, déjalo terminado antes de irte. O prácticamente. Ahora te supondrá un esfuerzo, pero lo agradecerás cuando vuelvas y necesites coger el ritmo poco a poco.
  • Repasa tu agenda. La semana antes de irte de vacaciones repasa tu agenda y tu lista de pendientes. Asegúrate que vas tachando todo lo necesario para dejarlo todo zanjado y no haberte olvidado ninguna reunión ni ninguna tarea por hacer.
  • Haz limpieza. El día antes de marcharnos de vacaciones es buen momento para poner orden a nuestras cosas. Vacía tu correo, limpia tu ordenador, lanza aquellos papeles que no necesites, limpia tu mesa,… Dejarlo todo preparado hará que la vuelta a la actividad sea más sencilla.
Seguramente, la semana previa a irte de vacaciones va a ser más frenética, pero lo agradecerás después. Ya sabes, ¡a disfrutar de las vacaciones!