viernes, 15 de mayo de 2015

Un nuevo ADN para el management

Desaprender la mayor parte de las cosas que nos han enseñado es más importante que aprender. Eduard Punset

la innovación que puede marcar la diferencia en los procesos de transformación es el propio cambio en la manera de hacer las cosasA lo largo de los años las organizaciones se han centrado en innovar en sus productos, sus servicios, su comunicación, su tecnología, su logística... pero la innovación con mayor capacidad para marcar la diferencia es la innovación en la propia gestión. Es decir, es primordial que entiendas cómo haces las cosas, cómo gestionas tu propia compañía. Por ello es importante que seas consciente de las rutinas “productivas” y hábitos de trabajo que entorpecen a tu compañía, para que logres desaprenderlos e inicies el cambio que el despegue de tu empresa necesita. 


La correcta gestión del cambio

Sobre esta idea gira el libro “El futuro del management” de Gary Hamel. Donde explica que el principal problema  para cualquier empresa no es la escasez de ideas, sino las prácticas de management que colaboran de forma automática a la reproducción de las rutinas, al “más de lo mismo” en menoscabo de lo innovador, de la gestión del cambio correcta. Ahogando así la creatividad, el futuro.
El propio Gary Hamel explica en este video que la principal innovación en los últimos ha sido el propio Management, el cambio en la forma de gestionarnos.






Todas las teorías y explicaciones del management se encuentran tan enraizadas en las empresas que son percibidas como indiscutibles, incuestionables. ¿Cómo queremos mejorar nuestro trabajo, si no ponemos en tela de juicio que nuestra forma de trabajar sea adecuada? Gary Hamel explica que los directivos deben desaprender, empezar a olvidar los dogmas de su formación clásica en gestión para abrir paso a la innovación. No parece ir muy desencaminado cuando empresas como  “Whole Foods Market” –empresa que produce Goretex-, “W.L Gore” o “Google” abalan sus resultados, ya que han buscado formas para apartarse del “más de lo msmo” en cuanto a sus enfoques de gestión.
Por tanto, tal y como el propio Hamel explica, la gestión del cambio debe ser un método que busque romper con las propias estructuras de gestión. Un método basado en:
  • Identificar las afirmaciones que nos encadenan a la forma tradicional de hacer las cosas en gestión.
  • Poner en duda tales afirmaciones: "¿Esta creencia debe ser replanteada? ¿Obstaculiza los objetivos de la organización?, ¿Es una verdad natural o la hemos hecho verdad nosotros mismos?...
  • Buscar las "desviaciones positivas", o séase, las empresas de la competencia que han decidido romper con el dogma y están consiguiendo buenos resultados.  
Halmer resume  la gestión del cambio en la siguiente pregunta: ¿Cómo podemos sacar más de nuestra gente? A nosotros nos parece que la gestión adecuada pasa por hacer conscientes a las personas de su forma de trabajar, motivarlos a su propia autogestión para que el cambio empiece en ellos mismos.


Workmeter