lunes, 7 de diciembre de 2015

8 claves para encontrar trabajo usando las redes sociales

El currículum vitae de papel está en desuso. Son cada vez menos los profesionales de los recursos humanos de medianas y grandes empresas que se toman la molestia de mirar resúmenes de vida laboral en papel. Es simplemente ineficiente y, entonces… ¿Cómo puedes encontrar trabajo hoy en día? Depende del sector, pero, en general, la mayor parte del movimiento se ha trasladado a la Red. No nos referimos a los portales de empleo, en su mayoría reductos del medievo internáutico, sino a redes sociales y aplicaciones web.
Ignacio Santiago, Consultor de Marketing Online especializado en SEO, WordPress y Social Media, detalla en su blog algunos consejos para buscar trabajo en las redes sociales.

1. Audita y sanea tu reputación online

Cuidar tu reputación online empieza por sanear las cuentas que tienes o incluso cerrarlas si no te reportan beneficio alguno. Si sabes cómo funciona Google, deberías saber que tarda semanas en eliminar resultados inexistentes.
El siguiente paso consiste en configurar correctamente la privacidad de tus redes sociales: controla lo que se lee de ti en Facebook, echa un ojo a tu timeline de Twitter (puedes cerrarlo temporalmente como medida preventiva) y, sobre todo, elimina información comprometedora. No se trata de mentir, sino de omitir: muestra solo lo que consideras provechoso. 

2. Cambia de mentalidad

Es muy probable que ya estés en varias redes sociales, y las que más papeletas suelen tener son Facebook y Twitter (cuestión de números). También es muy probable que tengas tu clásico CV en formato Word o PDF, una nutrida agenda de contactos y muchas ganas de empezar a buscar trabajo en la red. Según Santiago, es un comienzo, pero no basta: las empresas tienen ahora más formas de comprobar si eres una persona apta para un puesto de trabajo.
En los países anglosajones los llaman background checks; un nombre pomposo para algo que a veces no pasa de ser una búsqueda en Google, Facebook y Twitter. Si encuentran algo que no les gusta, te podrían cerrar sus puertas para siempre.
Buscar trabajo en internet requiere un cambio de mentalidad. Tu identidad digital es tu carta de presentación: tu nombre con tus apellidos y la clave para acceder a tu pasado. Todo lo que publiques en la red puede ser usado en tu contra o a tu favor. Antes de empezar la búsqueda, debes tomar conciencia de tu presencia online.

3. Cambia tu forma de usar las redes sociales

Casi todas las empresas tienen reglamentos que rigen el uso de las redes sociales y de las herramientas de comunicación. En muchos casos, la publicación de comentarios ofensivos o inapropiados ha provocado despidos fulminantes y mofa generalizada en las mismas redes sociales en las que se dieron los hechos. Evitar el desastre es tan sencillo como tomar una cuantas precauciones.

4. Crea una tarjeta de visita 2.0

¿Cómo te presentas online si no puedes dar una tarjeta de visita de papel? Con unatarjeta de visita digital. Y no hablo de escanear tu tarjeta y subirla a internet, no, hablo de aprovechar aplicaciones web para generar páginas de presentación atractivas y gratuitas.
Los mejores servicios online para crear tarjetas de visita (o páginas de presentación) son about.me, branded.me y flavors.me. Se trata de sitios de una sola página en los que se añaden textos y enlaces sobre una enorme imagen personalizada.
Otra opción aportada por Santiago es comprar tu propio dominio y crear tú mismo tu página de presentación, blog personal, etc. para dar solidez a tu dirección de correo y marca personal de forma económica.

5. Usa una foto de perfil profesional

Tener una imagen profesional tanto en el CV como en los perfiles profesionales que tengan en Internet es básico. La fotografía es esencial, ya que un perfil sin imagen es consultado por un 60% menos de reclutadores.
La imagen ha de ser profesional, tomada expresamente para un perfil en un red profesional como, por ejemplo, LinkedIn. No puede ser una imagen recortada de otra, una de grupo o una en la que se muestre el usuario celebrando un evento o con más amigos. 

6. Sigue a expertos y empresas del sector

Para Santiago es fundamental seguir a las empresas en las que te gustaría trabajar a través de sus perfiles corporativos en las redes sociales. De esta manera, obtendrás información relevante sobre la empresa y también podrás enterarte, antes que otros usuarios, de ofertas de empleo que pudieran lanzar.
Puedes incluso presentar tu candidatura a través de estas redes sociales. También debes seguir a líderes del sector, profesionales y expertos con los que podrás entablar conversación e incluso explorar nuevas formas de colaboración.

7. Ten cuidado con los errores que cometes

Contrariamente a lo que vaticinaban algunos expertos, el fenómeno de las redes sociales llegó para quedarse y su expansión parece no conocer límites.
De hecho, hoy en día estas plataformas son mucho más que sólo una forma de compartir fotos o estados con tus amigos, también pueden convertirse en poderosas armas de marketing online. Si bien esta moderna alternativa puede rendir sus frutos ¡Cuidado! Las redes sociales también puede ser un arma de doble filo. A continuación, te presentamos los errores que debes evitar al buscar trabajo en las redes sociales.
  • Evita hablar sobre aspectos negativos de tu vida profesional. Todos tenemos momentos en el trabajo en los que el enojo nos gana la partida. No obstante, ventilar tus problemas laborales en línea y hablar pestes de tu jefe en los comentarios que publican sólo te traerá más problemas. En lo posible, lo más recomendable es que no hables de tu empleo en las redes.
  • No entres en polémicas. Temas como política, religión, drogas y sexo pueden resultar controversiales para muchas personas. Por más que te sientas tentado de hablar a corazón abierto sobre tus opiniones y creencias, no olvides que éstas pueden herir la sensibilidad de los demás o contribuir a construir una imagen de tu persona que no necesariamente concuerda con la realidad.
  • Cuida tu imagen personal. Las fotos del carrete del fin de semana, del cumpleaños de tu mejor amigo o cualquier imagen que pueda comprometer tu reputación deben permanecer en la privacidad de tu computador. Otra alternativa es que las compartas de forma privada con tus contactos más íntimos, pero nunca debes exponerlas ante el gran público.
  • Cuida la ortografía. Las faltas de ortografía o errores en la redacción de tus estados o tus tuits comprometerá tu imagen laboral, sin importar si eres periodista, ingeniero o artesano. Cuida este aspecto en todo momento.

8. Experimenta con formatos de CV menos profesionales

Un currículum de papel no suele llamar la atención. Pero un vídeocurrículum sí, especialmente si es poco convencional. Para crearlo, basta con tener una cámara y buenas ideas. Eso sí, si no eres bueno delante de una cámara, te recomiendo que no explores esta opción, darás una imagen poco profesional.
Si no tienes una buena cámara, siempre te queda la opción de crear una presentación en PowerPoint y colgarla después en Slideshare. En este caso el consultor recomienda probar Prezi, una impresionante webapp de presentaciones. Los CV hechos con Prezi, conocidos también como prezumés, son hermosos y fáciles de compartir.