martes, 9 de febrero de 2016

Tendencias para mantener a tus empleados motivados

Sillones de masaje, seguro para mascotas o viernes de cervezas son algunos de los nuevos beneficios que las empresas ofrecen a sus empleados.

beneficios_tendencias.png

Con el fin de retener el talento y que la motivación impere en el entorno, las ventajas voluntarias están cambiando el panorama laboral. Un estudio reciente realizado por Employee Benefit Research Institute apunta que el paquete de beneficios que ofrecen las compañías determina en muchas ocasiones que acepten o no un empleo. Este estudio determina que más de un 20% de los trabajadores no está satisfecho con los beneficios de su empresa.

Entre los principales beneficios que las empresas empiezan a ofrecer destacan los sistemas de conciliación laboral donde la flexibilidad de horarios o la disponibilidad de días propios permiten a los trabajadores gestionar mejor sus trabajos con sus vidas personales. Aunque estos no son el único tipo de medidas que están implantando, el servicio de guardería, transporte de empresa u otras medidas más personalizadas ayudan a los trabajadores a sentirse más valorados.

Beneficios voluntarios

Esta nueva tendencia consiste en ofrecer a los empleados unos paquetes de beneficios que pagan con su salario. Pero que permite a los trabajadores beneficiarse de un acceso a servicios a precios mucho más económicos que si lo hacen de forma individual. Dentro de estos productos se encuentran unos paquetes fijos, que la empresa considera importantes y obligatorios para los empleados. Uno de los ejemplos más claros de este tipo es el seguro de vida, con este la empresa se asegura de que en caso de accidente o invalidez los empleados reciban su indemnización.
Los paquetes flexibles son el segundo tipo, en estos los trabajadores tienen la opción de seleccionar los que ellos consideran más adecuados para sus vidas. Las compañías ponen a disposición del trabajador varias políticas y estos deciden en que invertir esa “bolsa flexible” de beneficios.
demás de estas dos opciones está la opción de que el empleado de forma voluntaria compre más beneficios, ya sea porque supone una ventaja económica (por ejemplo los seguros colectivos son más rentables que si lo adquieres de forma individual), por una ventaja fiscal (ciertos productos recogidos en la ley de IRPF) o que tenga mayor facilidad de compra.
Esta clase de beneficios hace que los empleados se sientan mejor y con ello se produce un lugar propicio para trabajar. Los beneficios voluntarios están teniendo una gran eficacia y las empresas están consiguiendo una mayor motivación de los empleados, y por ende, una mayor productividad.

Beneficios automatizados

Ofrecer a los trabajadores una administración digital de las tareas tiene ventajas en el rendimiento de los empleados. Estas medidas tienen beneficio de tiempo, por ejemplo los empleados registran las tasas de cotización sea automáticamente para que coincidan con los aumentos salariales, realizan ajustes de inversión o tienen un sistema automatizado de nóminas que reduce el tiempo de gestión y tiene menos errores que un sistema manual.
Opciones de autoservicio basadas en la web como portales en línea permiten a los empleados manejar sus recursos humanos con mayor facilidad y en su propia conveniencia.