viernes, 26 de marzo de 2010

La desigualdad de género en materia salarial refleja una distancia de 25 años

La desigualdad de género en materia salarial refleja una distancia en el tiempo de 25 años ya que, según un estudio de la Universidad de Alicante, la mujer trabajadora española cobró en 2005 el sueldo medio que recibieron los hombres en 1980.

El dato se recoge en el informe 'Desigualdades en el desarrollo geopolítico de género en España 1980-2005, un determinante estructural de la salud' que, dirigido por la profesora María Teresa Ruiz Cantero, ha sido publicado en el último número de la Revista Española de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.

En términos generales, las desigualdades de género son mayores en las comunidades autónomas del sur de España que en las del norte, a partir de datos referidos al periodo 1980-2005. A pesar de que las autonomías situadas por debajo de la media a la hora de fijar las desigualdades –como Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía– han reducido su diferencia con las del norte, la investigación descubre que estos desequilibrios son menos acusados en estas últimas zonas.

No obstante, en el informe también se advierte que en los últimos años se han reducido de manera creciente las diferencias de nivel de educación entre sexos, de manera que, a partir de 1995 y comenzando por Navarra, las mujeres superan a los hombres en este aspecto.

Esta tendencia está presente en 14 de las 17 comunidades autónomas del país, aunque, según la profesora María Teresa Ruiz, éste no es el caso de la Comunidad Valenciana, que en 2005 se situaba en un promedio de 0,899, frente al 0,903 de media español.
En el estudio se han calculado los índices de las mujeres a partir de la esperanza de vida al nacer, la educación y los ingresos. El objetivo, según Ruiz, es seguir calculando esta magnitud junto con otras como la de equidad de género, la de brecha de género y la de potenciación de género, todas propuestos por distintos organismos internacionales. Un instituto de investigaciones feministas de Estados Unidos ya realiza esta labor.

Además, la profesora ha señalado que, aunque España ocupa uno de los primeros puestos mundiales por su índice de desarrollo humano, éste se rebaja cuando se aplica sólo a las mujeres. En el estudio, perteneciente al proyecto Indicadores de Género y Salud financiado por el Instituto de la Mujer, han trabajado también los docentes Mercedes Carrasco-Portiño, José Fernández Sáez, Vicente Clemente Gómez y Victoria Roca Pérez, que provienen de los ámbitos de Salud Pública, Económicas, Derecho y Educación.