viernes, 26 de marzo de 2010

El e-learning predomina entre las posiciones técnicas y administrativas

El 55% de las empresas cuenta con un centro propio de formación presencial
Las compañías españolas destinan 425 euros anuales por trabajador a planes de formación, lo que significa una media de 25 horas por empleado al cabo del año. Además, las empresas cuentan ya con escuelas corporativas, formadores propios, aulas, etc. Estos son algunos de los datos que recoge el Estudio sobre las tendencias de Formación elaborado por los profesionales del área de Huma Capital de Deloitte.

Según el estudio sobre formación, el 55% de las empresas que han participado cuenta con un centro propio de formación presencial o una escuela corporativa, en el caso del 22%. Además, el informe muestra un alto porcentaje de empresas que disponen de una plataforma de e-learning (32%).

Aún así, la formación presencial suele ser la más utilizada por las empresas. De entre las habilidades ofertadas en los cursos, destaca con un 91% aquellos temas relacionados con el negocio, los cursos sobre aspectos técnicos (88%), idiomas (84%) y conocimientos en tecnología y ofimática (72%).

En cuanto a formación e-learning, destaca la formación en conocimientos técnicos y de tecnología e ofimática. Analizando los colectivos, la formación presencial predomina en las posiciones de alta dirección (89% frente al 18% en formación e-learning), mientras que el uso de e-learning predomina en mayor medida en posiciones técnicas y administrativas (54% y 69% respectivamente).

El grado de satisfacción respecto a los cursos presenciales parece que desciende a medida que se vuelven más estándars. Por otro lado, la formación e-learning todavía no tiene gran aceptación dentro de las distintas organizaciones que lo ofrecen, que la puntúan con 1,6 puntos sobre 5.

Acercamiento al e-learning

Las compañías españolas coinciden en la necesidad creciente de crear una cultura de e-learning. La voluntad de estas empresas es que los trabajadores exploten esta herramienta en mayor grado. En un futuro cercano, el reto es que el e-learning sustituya en un alto porcentaje a la formación presencial.

Entre los planes de mejora de la formación destaca: en lo que se refiere a formación presencial, con un 13% la adaptación y vinculación, seguido de la simplificación administrativa (11%). En lo que se refiere a formación e-learning, el 16% dice querer mejorar la adecuación tecnológica seguida, con un 13%, implantar entre sus profesionales una cultura e-learning.