jueves, 24 de enero de 2013

Qué debes saber para buscar trabajo en el extranjero

Encontrar trabajo en España se ha vuelto para muchos en una misión imposible. De ahí que cada vez más profesionales y, sobre todo, muchos jóvenes recién licenciados decidan hacer las maletas y probar suerte en tierras laborales más fértiles. Para tener éxito en esta aventura es necesario seguir una serie de pautas.

Salir fuera de nuestras fronteras no es sólo coger un avión. Trámites burocráticos, búsqueda de alojamiento, permisos de trabajo, etcétera, complican la decisión de emigrar para buscar un futuro profesional. Estas gestiones, sin embargo, parecen no haber disuadido al casi millón de españoles que ha emigrado entre enero de 2011 y octubre de 2012, según las estimaciones de población elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Antes de elegir un destino los expertos recomiendan hacer un análisis previo de las competencias y habilidades con las que cuenta el candidato y ver en qué países se demandan. Este examen le ayudará a escoger el lugar en el que iniciar su nueva vida profesional. Además, debe ser consciente de la importancia del idioma. Es decir, si sólo se domina el castellano lo mejor es optar por Latinoamérica. Lo siguiente será seleccionar el territorio de acuerdo con los puestos de trabajo que oferten y los perfiles que demanden.

La información de las vacantes se puede consultar en los portales de empleo internacionales, en sitios web especializados en el propio destino y en los servicios públicos de cada país. Si la idea es quedarse en Europa el portal Red Eures es uno de los mejores lugares en los que consultar. Además de conectar los servicios públicos de empleo de los 31 estados europeos, ofrece datos sobre los requisitos laborales y condiciones de vida de cada país. Otro de sus servicios más destacados es que permite colgar el currículo.

Esta web no es la única. En el blog Trabajo-ya.net se puede encontrar información relacionada con la vida laboral en Alemania; MundoSpanish es una plataforma que conecta a españoles y empresas nacionales y a negocios extranjeros vinculados con el mercado español; dispone de un boletín de empleo a nivel internacional que recopila ofertas que solicitan en castellano o que están relacionadas con el mercado español; Enviroo.com está especializado en medio ambiente y pretende conectar el talento con las empresas; Spaniards.es pone en contacto a los españoles que están en el extranjero. De esta manera los que pretenden emigrar pueden informarse del país, sus costumbres y su vida laboral de la mano de un expatriado.

No está de más echarle un ojo a las redes sociales y foros para contactar con personas que ya estén trabajando en el país de destino y hacer una lista de las empresas españolas que tienen presencia allí para indagar cuáles son sus necesidades.

Las embajadas son otra fuente de información. Indican perfiles y vacantes, además de requisitos y permisos para comenzar a trabajar. Las empresas españolas afincadas en otros países y las multinacionales también son buenos puntos de partida.

El CV adaptado a cada país
Una vez elegido el destino hay que redactar el currículo adaptándolo a las exigencias que se demandan. Por supuesto, en el idioma local. Si, por ejemplo, es Alemania el país elegido el CV deberá contar con la información precisa. Tiene que ser muy concreto y no puede extenderse en más de dos folios. El currículo debe incluir la firma del candidato pero no la foto porque, de acuerdo con la ley germana, un empleador no puede pedir una imagen de la persona que aspira al puesto.

En Francia es importante redactar el projet professionnel, un documento que explica los retos profesionales, el nivel de responsabilidad y las expectativas salariales del candidato.
En Reino Unido lo más relevante son las referencias y las aficiones. Tampoco hay que adjuntar fotografía ya que se considera discriminatorio.