jueves, 24 de julio de 2014

Siete de cada diez empresas españolas creen que el uso del 'outsourcing' crecerá en los próximos años


Flexibilidad y reducción de costes son las principales ventajas que aporta la externalización a las empresas. Además, el 'outsourcing' mejora la productividad y reduce el riesgo de la inversión.
El outsourcing o la externalización de servicios se está conformando como un potente instrumento para optimizar los modelos productivos actuales. Una práctica que ya estaba totalmente incorporada en algunas áreas de gran parte de las medianas y grandes empresas, especialmente en el ámbito de las tecnologías de la información. En este sector se ha extendido en los últimos años a funciones de mayor valor añadido, como pueden ser procesos logísticos y otros procesos auxiliares a la industria, servicios de atención al cliente, procesos de carácter administrativo, de soporte a las operaciones y, previsiblemente, con la recuperación económica, externalización en el área de ventas.

El outsourcing facilita el acceso a soluciones de vanguardia mediante el aprovechamiento de la experiencia de un socio especializado y dota a la empresa de mecanismos extraordinariamente ágiles para adecuarse a la realidad de su mercado. Además, acomoda los costes de los procesos externalizados a la curva de producción.

La externalización de servicios aporta flexibilidad y optimiza los costes, al tiempo que contribuye al aumento de la productividad y la competitividad de las empresas. Buen ejemplo de todo ello es que 9 de cada 10 empresas encuestadas por Adecco Outsourcing ha recurrido alguna vez a fórmulas de outsourcing.

Los sectores que más externalizarán en 2014 nuevos proyectos son el farmacéutico, el de la alimentación o el de tecnologías de la información y comunicación.

Pero, ¿qué supone la externalización de servicios y qué ventajas aporta? El outsourcing es una herramienta que permite delegar la gestión de ciertas actividades a un tercero especializado que, trabajando sobre los procesos, las herramientas y los recursos humanos, mejoran un servicio. Este proceso permite una mejora del rendimiento del negocio, de la calidad del proceso que se externaliza, así como la transformación de costes fijos en variables, el desarrollo estratégico frente a otras compañías del sector y el acceso a tecnologías especializadas.

Una herramienta con proyección de futuro
En base a la experiencia de las empresas consultadas por Adecco, el 60,6% de ellas cree que en el último año ha aumentado la contratación de servicios de externalización. El 26,2% de las compañías cree que se ha mantenido la demanda de estos servicios, y sólo el 13,2% piensa que es una práctica que se ha reducido.

Si se trata de valorar cómo se comportará la demanda de servicios de outsourcing en los próximos años, las cifras son positivas: 7 de cada 10 compañías (71,5%) cree que aumentará la contratación de estos servicios, mientras un 22,8% piensa que se mantendrá la tendencia como hasta ahora, y apenas un 5,6% de ellas teme que la externalización de servicios disminuirá.

La flexibilidad y la reducción de costes que supone (al hacer variables los costes fijos de las áreas externalizadas) son las principales ventajas que aporta la externalización a las empresas. Así lo asegura el 37,9% y el 27,3%, respectivamente. Además, el outsourcing mejora la productividad del proceso (para el 12,9%) y reduce el riesgo de la inversión (12,2% de los encuestados).

Otras ventajas que señalan las empresas entrevistadas por Adecco Outsourcing sobre la externalización de servicios son que mejora la calidad del proceso (7%) y el impulso para las ventas (2,8%).

Entre los motivos por los que las empresas no recurren a la externalización de servicios o que dificultan el desarrollo de uno de estos procesos, se encuentran, por orden de importancia, la cultura de la empresa (28,5%), la inexperiencia del proveedor en el proceso de externalización (22,1%) y la pérdida de dirección del proceso externalizado (18%).


Fuente: Adecco.


APD