viernes, 21 de noviembre de 2014

Cinco motivos por los que podrías llegar a odiar tu trabajo

El trabajo es una de las partes más importantes de nuestra vida, por lo que es básico estar feliz en él, y no acabar odiándolo...aunque eso a veces no depende sólo de nuestra motivación, sino de factores externos.

Es por ello que Forbes.es ha lanzado una lista de cinco motivos que podrían hacernos llegar a odiar nuestro trabajo. Estas malas situaciones pueden llevar a los empleados a no ser felices y querer dejar su puesto, e, incluso, pueden influir en la propia empresa.

1. Mal ambiente
Puedes encontrarte con personas tóxicas a tu alrededor, que hagan que no se pueda trabajar en equipo ni contar con la ayuda de compañeros.

2. Falta de un buen líder
Si el jefe no se comporta como un líder, seguramente el trabajo del equipo sea una catástrofe. Se necesita un líder que saque el proyecto adelante y que se ocupe de sus obligaciones.

3. Rutina
Es necesario encontrarnos con desafíos cada cierto tiempo, para evitar que uno se acabe aburriendo. Si tu trabajo es demasiado "fácil" para ti, quizá debes aspirar a algo más.

4. No cobras lo suficiente para el trabajo que realizas
Intenta comunicar tu desacuerdo a la persona encargada de tu sueldo para no terminar odiando tu trabajo por no estar bien pagado.

5. No te sientes valorado
No sólo se trata del sueldo, también se necesita oir, de vez en cuando, palabras de agradecimiento. La satisfacción laboral tiene mucho que ver con sentirse valorado en la compañía.