viernes, 8 de mayo de 2015

El poder de la actitud

Cuando era niño nunca tuve un héroe de referencia en mis pensamientos. Puedo decir que me impactaban las cualidades de algunos superhéroes al uso de los cómics, como Superman, o que hubiese algunos deportistas que me llamaban la atención, pero lo que se dice fanático por seguir a algún tipo de personaje de este calibre, no lo he sido nunca. Decidme raro por ello, si queréis, pero es así.

Quizás en el fondo siempre he pensado que cada persona tiene algo que aportarnos y que intentar aprender un poco de todas ellas es más enriquecedor que concentrar nuestras alabanzas o seguimientos en alguno en especial.

Pero por lo que siempre he sentido curiosidad es por saber cómo hay personas que logran cuanto se proponen. Y es ahora, en mi faceta de escritor, cuando he tenido la oportunidad de indagar en este asunto.

De este modo, hace aproximadamente un año y medio empecé a trabajar en el libro que hoy me ilusiona presentaros, El poder de la actitud, que no es ni más menos que una visión racional de la cuestión, pero que persigue emocionaros en el reto de que todos podemos lograr el máximo de nuestro potencial si nos lo proponemos. Eso sí, si nos enseñan cómo hacerlo o si disponemos de alguna técnica.

Nuestra sociedad insiste en que nos formemos bien para desarrollarnos con garantías, pero considero que lo es igualmente el realizarnos y hacer nuestra aportación específica a la humanidad. Para ello, deberemos de cambiar este encorsetado modelo educativo con el que hemos crecido, que nos induce a encajar en lugar de a diferenciarnos. Y que nos acomoda en seguir a otros cuando lo realmente apasionante es buscar nuevos derroteros por nuestra cuenta. Y una vez analizado todo ello y con la adecuada perspectiva, es cuando puede llegar a romper ambas barreras y se da cuenta de que la actitud es el factor clave para convertirse en alguien poderoso y capaz de conducir su vida. Claro que en todo ello nos hará falta la valentía y el empuje de querer pasar a la acción finalmente.

Para construir este ensayo he analizado a personas de muy destacados ámbitos que finalmente también se han identificado con su mensaje. Personas fascinantes como Martín Berasategui (7 estrellas Michelín), Marc Coma (cinco veces cinco veces campeón del Rally Dakar en motocicletas y seis veces campeón del mundo) , David Meca (doble campeón del mundo en aguas abiertas), Juanito Oiarzábal (primer español y sexto del mundo en lograr subir 14 montañas de 8000 metros), Leopoldo Fernández Pujals (presidente de Jazztel y expresidente de Telepizza)… o el inolvidable Nando Parrado, experto en liderazgo y superviviente de la tragedia de los Andes de 1972.

De todos ellos he aprendido mucho, pero sobre todo me han permitido ver que todos han logrado sus sueños porque han creído que podían alcanzarlos, porque confiaban en ellos mismos, porque han estado dispuestos a arriesgar y han sido muy disciplinados en todo el proceso. Pero me atrevería a deciros que han llegado lejos porque no querían que nadie les diese los peces sino que ansiaban dar con su propio método para pescarlos ellos mismos. Qué sencillo y que fantástico al mismo tiempo, ¿no creéis? Os invito a descubrirlo: El poder de la actitud.

La vida nos da muchas oportunidades, pero yo hoy soy feliz porque este sueño lo puedo compartir con todos vosotros. Disfrutadlo !!!