lunes, 22 de febrero de 2016

Consejos para pedir un aumento de sueldo con éxito

  • Muchos trabajadores consideran que ha llegado el momento de ganar más
aumento sueldo
Cuando la crisis parece que empieza a remitir, son muchos los trabajadores que consideran que ha llegado el momento de solicitar a su empresa un aumento de sueldo; una decisión que en algunos casos lleva años postergándose por la difícil situación económica. Sin embargo, aunque el trabajador considere que, objetivamente, se merece una subida salarial, no siempre es sencillo realizar la petición.
Se trata de un trámite poco habitual, por lo que los empleados no siempre tienen claro cuál es la fórmula más adecuada. ¿Cúal es el camino adecuado para pedir un aumento de sueldo con éxito?
1. Planificación
No basta con merecerse un aumento de sueldo para pedirlo: hay que argumentar qué se aporta a la empresa, para persuadir al interlocutor, como recuerda el coach Javier González, experto en RRHH. Por ejemplo, señala, hay que destacar si se está soportando más carga de trabajo, o la actitud proactiva si se ha tenido. Hay que analizar la situación y seleccionar cuáles serían los mejores argumentos.
2. Elegir el momento
Ante un asunto tan delicado como el de la remuneración, es tan importante el qué se va a decir como el cuándo y el contexto en el que se produzca la conversación, asegura el experto. Hay que evitar aquellos días en los que el interlocutor se encuentre inmerso en una espiral de reuniones. Hay que establecer una fecha y una hora convenientes para hablar tranquilamente. "No es recomendable acometer la petición durante una situación informal, como puede ser durante un café o la comida de empresa, porque no será tomada en serio", asegura la psicóloga y experta en ventas Mónica Mendoza.
3. Lenguaje gestual
Hablar de dinero puede ser incómodo. Hay que controlar el lenguaje gestual, evitando mirar al suelo o a los lados, o gesticular demasiado, para que los gestos acompañen la imagen de solvencia que se quiere dar.
4. Tono de voz
La voz también es importante para dar imagen de serenidad y confianza. Debe emplearse un tono tranquilo pero firme.
5. Evitar las comparaciones
No es nada recomendable compararse con un compañero de trabajo. "Deja mala imagen y además las condiciones salariales pactadas con la otra persona en su día no son tema de nuestra incumbencia", advierte Mendoza.