miércoles, 1 de junio de 2016

10 consejos para resolver conflictos laborales

Los directivos emplean un 35% de su tiempo en resolver conflictos en el trabajo

Los conflictos laborales son una constante en las empresas, tanto si son pequeñas pymes como si son multinacionales. Por ello, saber gestionarlos de una manera eficiente y conocer qué "batallas se pueden pelear para ganarlas" es fundamental para ahorrar en el tiempo que se dedica a resolverlos.
Informes recientes aseguran que los directores de las empresas dedican un 35% de su tiempo laboral a resolver conflictos en el trabajo. Por ello,Eremedia ha elaborado una lista con diez consejos para saber cómo solucionarlos de una manera rápida y efectiva, que eviten futuras réplicas:
  1. Reunir conjuntamente a las partes implicadas en el en conflicto. Nunca hacerlo por separado, ya que puede extender el tiempo que se emplea en resolverlo.
  2. Dejar que cada persona cuente su versión de los hechos sin interrupciones para crear una visión objetiva de los hechos.
  3. Identificar cuál es la raíz del problema al margen de las discordancias irrelevantes o relativas.
  4. Encontrar un terreno común entre las partes porque el conflicto puede llegar a ser, con tiempo y paciencia, la semilla del compromiso con la empresa y la buena sintonía laboral.
  5. Fijar un acuerdo común que puedan, incluso, firmar ambas partes y que las implique con acciones concretas para cada uno, con el fin de asentar las bases de ese compromiso.
  6. Las soluciones rápidas para problemas complejos no sirven, especialmente cuando en medio de todo eso se incluyen las emociones personales.
  7. Establecer expectativas. Pedir a las partes que comuniquen qué aspectos esperan que cambien de la situación que ha generado el conflicto, y advertir que, en el caso de repetirse, se tomarán las medidas disciplinarias en contra de ambos lados.
  8. Fijar una fecha para una reunión de seguimiento para monitorear el progreso del acuerdo.
  9. Evitar actitudes estáticas ya que los conflictos en el trabajo casi nunca se resuelven por sí mismos, sólo empeoran.
  10. Poner distancia de por medio. Alejar a las partes dentro de la organización si el problema no se resuelve.