martes, 10 de enero de 2017

Un estudio analiza el impacto de las emociones en la gestión de los RRHH

¿Cómo afecta la dinámica afectiva en el trabajo?

¿Qué sabemos sobre cómo se genera el afecto en el trabajo y qué influencia tiene éste en el comportamiento del trabajador? 

 Esto es lo que los autores del estudio “Afecto en el Trabajo” se han preguntado. Según José Navarro y Manuel Velasco, la evolución en la investigación de las emociones y su impacto en la gestión de las relaciones laborales y en los balances de resultados de las empresas ha sido exponencial. Según se evidencia en el documento, lo que antes era entendido como un ‘tópico’ se ha convertido en una realidad tangible y cuantificable. 

El estudio “Afecto en el Trabajo” llevado a cabo por José Navarro y Manuel Velasco (ambos de la Universidad de Barcelona) revela la no sólo la importancia que han cobrado la gestión del afecto y las emociones dentro de las empresas sino también cómo incide en cada uno de los individuos que la componen.

Según el estudio, la investigación de estos dos elementos permite, hoy en día, tener “una buena base teórica que permite clarificar las relaciones que mantiene el afecto en el trabajo”. En este sentido, los autores hacen referencia a la teoría formulada por Weiss y Cropanzano, la más avalada según las investigaciones, que distingue entre dos tipos básicos de experiencias afectivas y señala diferencias en cómo reaccionan los empleados a diversos acontecimientos afectivos.

Además, también se reconocen impactos positivos en la actitud de los trabajadores –ligados a la motivación, productividad y fidelización a la empresa- como consecuencia de estas demostraciones afectivas.

Sin embargo, no es lo único que desvela el estudio. Navarro y Velasco también aluden al origen de esas experiencias afectivas en el trabajador, muestran las distintas formas en las que impactan dichas demostraciones o atenciones –vinculándolas aspectos como la motivación, productividad y fidelización a la empresa- y la perdurabilidad que estas sensaciones positivas tienen a lo largo del tiempo.