jueves, 19 de noviembre de 2015

21 genios que fueron despedidos

Las páginas de Inc.com nos demuestran cómo ser despedido de un trabajo sin futuro puede ser lo mejor que puede pasarnos


A la mayoría de las personas con trabajo les preocupa ser despedidos. Este hecho resulta extraño si tenemos en cuenta que la mayoría de las personas con éxito han sido despedidas en un momento u otro de su carrera.
Sin ir más lejos, hace unos días, el colaborador de Inc.com Geoffrey James repasaba la historia de 21 genios que vivieron algún revés profesional antes de encontrar su lugar en el mundo. ¿Quieres descubrir quiénes son?
  • Abraham Lincoln fue despedido de su trabajo como capitán del ejército durante la Guerra del Halcón Negro en 1832 y fue descendido de rango.
  • Anna Wintour fue despedida de su trabajo como editora de moda junior en Harper's Bazaar debido a diferencias creativas con su editor jefe.
  • Bill Belichick fue despedido de los Cleveland Browns de la NFL antes de convertirse en uno de los mejores entrenadores del mundo.
  • Howard Stern fue despedido como locutor de radio en la cadena NBC cuando l dirección de la emisora se hartó de su humor subido de tono.
  • Isaac Newton dimitió como mayordomo en su granja familiar en Lincolnshire después de que su madre se diese cuenta de que odiaba el trabajo.
  • J. K. Rowling fue despedida de su trabajo como secretaria de Amnistía Internacional por usar el ordenador del trabajo para asuntos personales.
  • Jerry Seinfeld fue despedido de su primer trabajo como actor en la serie de televisión Benson por actuar de forma mediocre según los productores.
  • Julio César fue despedido como Sumo Sacerdote de Júpiter por tener, supuestamente, una relación amorosa con el rey Nicomedes de Bitinia.
  • Lady Gaga fue despedida de su primer sello discográfico, ya que no estaban dispuestos a esperar otros seis meses para lanzar su álbum de debut.
  • Lee Iacocca fue despedido de Ford después del lanzamiento de uno de los productos más vendidos de la compañía, el "Exploding Pinto."
  • Madonna fue despedida de Dunkin 'Donuts en su primer día en el trabajo, supuestamente por haber jaleado a un cliente grosero.
  • Mark Cuban fue despedido de su trabajo como vendedor en una tienda de informática por no ser capaz de abrir la tienda una mañana.
  • Michael Bloomberg fue despedido tras una compra financiada por el banco de inversión Salomon Brothers, donde era socio.
  • Mozart fue despedido como músico en la corte del príncipe de Salzburgo, en un evento memorable retratado en la película Amadeus.
  • Nikola Tesla fue despedido de su trabajo como dibujante en Eslovenia debido a su incesante aficción por el juego de cartas y las enfermedades mentales.
  • Oprah Winfrey perdió su trabajo como reportera de noticias en un canal de televisión de Baltimore porque el productor creía que no servía para el trabajo.
  • Robert Redford perdió su trabajo en la Standard Oil por romper accidentalmente botellas de vidrio y quedarse dormido en horas de trabajo.
  • Steve Jobs fue despedido de Apple por su estilo de gestión, enfrentado con la de su consejero delegado, John Sculley.
  • Thomas Edison fue despedido cuando se le cayó accidentalmente un poco de ácido que se había colado a través de las tablas del suelo del laboratorio donde trabajaba.
  • Truman Capote fue despedido de su trabajo como escritor de la revista The New Yorker supuestamente por insultar al poeta Robert Frost.
  • Walt Disney fue despedido como dibujante para el diario Kansas City Star, porque "carecía de imaginación y no tenía buenas ideas".
Tras esta nutrida lista de comienzos profesionales un tanto cuestionables, el autor del artículo anima a los lectores a utilizar sus despidos como arma para recuperar las riendas de tu vida y seguir hacia adelante, no mirando atrás.