martes, 17 de mayo de 2016

Así es el 'business angel' español: joven y poco diversificador

La mayor parte comenzó a invertir en los últimos cinco años, y apenas el 8% son mujeres.


Business angels
Desde que su presencia se extendiese, la concepción habitual de los business angels, esos inversores que aportan su capital en pequeñas compañías que pueden tener un potencial de crecimiento, era la deejecutivos con una edad elevada, que por lo general habían dado por finalizada una trayectoria de cierto éxito, y que utilizaban el capital generado durante la misma para apoyar proyectos prometedores. Una concepción teórica, ya que no existía una radiografía fiable que permitiese saber qué tipo de perfiles son los que componen este método de inversión. Hasta ahora.
La Asociación Española de Business Angels (Aeban), en colaboración con el IESE, ha elaborado el primer informe que sintetiza la actividad de estos inversores en España. Según el presidente de Aeban, José Herrera, en la actualidad hay unos 2.000 business angels en el país, una cifra al alza pero que “todavía deja mucho margen para seguir mejorando”, afirma. El informe se basa en las respuestas de 130 de ellos a un cuestionario que permite conocer sus edades, sus sectores de interés, o su capacidad de inversión.
Según esos parámetros, el perfil del business angel español sería el siguiente: varón, menor de 44 años y, por tanto, en activo; con una experiencia como inversor inferior a cinco años, un capital preparado de al menos 100.000 euros, y una cartera poco diversificada, ya que la mayoría afirma tener inversiones en menos de cinco compañías. Su perfil favorito de negocio es el de una start up digital, ysolo el 2% dice invertir en solitario, por lo que, casi la totalidad de los business angels prefieren asociarse con otros o acudir a plataformas conjuntas.

Ese perfil de inversor joven tiene su origen, según explica José Herrera, en ejecutivos que, en su mayoría, se iniciaron en negocios digitales con los que han triunfado y, en consecuencia, les ha permitido acumular un cierto nivel de capital que “quieren devolver al mundo empresarial”. Según el informe, el 32,4% de los encuestados tienen experiencia en el sector de las tecnologías de la información. “Además, antes era más difícil por falta de plataformas. Ahora, estos perfiles más jóvenes tienen un gran acceso a información de start ups y a herramientas de inversión”, comenta.
“Estos inversores son una población creciente y estable”, afirma Amparo de San José, directora de la red de inversores privados y family officers del IESE y coautora del informe. Un crecimiento que también se da, según su análisis, porque cada vez son más los que optan por inversiones moderadas, “una clase media de business angels”. Por ejemplo, las aportaciones anuales de entre25.000 y 50.000 euros suponen el 30% del total, solo superadas por las que van de 101.000 euros a 200.000.
Moderación
Precisamente, el hecho de invertir grandes sumas de dinero, y hacerlo en pocas empresas, es uno de los grandes errores en los que suelen caer estos inversores, movidos por sus ganas de ayudar. “Unacifra recomendable, como referencia, son los 100.000 euros. Y siempre aconsejamos no empezar solo, tomar un tiempo para fijarse en los que tienen experiencia, y una vez hecho esto, liderar inversiones”, explica el presidente de Aeban, José Herrera, que cifra la cantidad anual que los business angels invierten en España en 40 millones. Herrera, además, recomienda una cartera de entre ocho y 10 empresas. “La diversificación es clave. El 65% de las start ups acaban fracasando, y solo un 10% acaban teniendo éxito”, apunta.
Un business angel mantiene su inversión en un negocio durante un periodo que va de los tres a los cinco años. El 25% de las aportaciones ya se destinan a proyectos de emprendimiento social, pero la tarea pendiente es una mayor presencia de mujeres entre su masa crítica. Solo son el 8% en España, frente al 14% del Reino Unido o el 20% de EE UU. “Es algo que va ligado a la presencia de la mujer en los puestos directivos. Es una cifra baja, pero va mejorando y cada año seguirá haciéndolo”.

Las cifras

2.000
‘business angels’ hay en la actualidad en España, según Aeban.
40
millones de euros al año es la inversion que la suma que este colectivo realiza al año.
30%
de las inversiones iniciales de los ‘business angels’ están en un arco entre los 25.000 euros y los 50.000.

Un inversor que prefiere asesorar a estar en el día a día de la gestión

Según el estudio elaborado por Aeban e IESE, el 81,6% de los business angels encuestados afirma que, en las empresas en las que invierten, prefieren tener un papel centrado en la asesoría estratégica. Solo el 7,5% quiere tener una relación pasiva, y el 16%, obtener un puesto directivo. “Este tipo de inversores no solo aporta una cantidad de dinero que es de gran ayuda para el negocio. Aporta su experiencia profesional, sus relaciones con proveedores, clientes, su agenda de contactos, su conocimiento de inversores...” afirma el presidente de Aeban, José Hererra.
El seguimiento y el apoyo de los business angels a su cartera de inversiones ocupa entre tres y cinco días al mes al 47% de los mismos, y entre uno y dos días, al 25%. Ese seguimiento se realiza a través de reuniones, revisión de informes para comprobar la evolución de la empresa, y actividades que aporten valor al negocio.